Alcalá de Guadaíra

La Junta pone pegas a que los municipios limiten por su cuenta la apertura de casas de apuestas

  • Hacienda insta al Ayuntamiento de Alcalá a paralizar el cambio del PGOU iniciado con ese objetivo

  • La Junta defiende que es la única competente y que ya trabaja en una regulación para fijar una distancia mínima a centros educativos

  • El gobierno local pedirá un informe a Ordenación del Territorio y defiende su competencia

Un establecimiento de apuestas, en una imagen de archivo. Un establecimiento de apuestas, en una imagen de archivo.

Un establecimiento de apuestas, en una imagen de archivo. / D. S.

El Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra ha anunciado su intención de seguir adelante con la modificación del PGOU para limitar la apertura de casas de apuestas en las zonas residenciales. Fue la primera localidad sevillana en iniciar los trámites en este sentido, en noviembre de 2019, aunque después vinieron otros ayuntamientos.

No obstante, ahora le ha llegado un requerimiento de la Consejería de Hacienda de la Junta, en concreto de la Dirección General de Tributos, Financiación, Relaciones Financieras con las Corporaciones Locales y Juego, pidiendo que paralice y "derogue" la "precipitada modificación puntual del PGOU", al entender que con ello se ha "extralimitado en sus competencias", que afectan en este caso a la Ley del Juego y Apuestas de la Comunidad Autónoma y "corresponde en exclusiva al Consejo de Gobierno de la Junta", según se recoge en un escrito que firma el director general Manuel Vázquez, fechado el 26 de enero. 

En el mismo se informa además de que se está tramitando un nuevo decreto que modificará el reglamento de salones de juegos en algunos aspectos y que será la Junta la que establecerá, "dentro de sus competencias exclusivas en materia de planificación del juego y de apuestas" y de "prevención del juego" en menores, un "nuevo régimen de distancias mínimas" a centros de enseñanza reglada no universitarios, en la línea de lo que pretendía hacer Alcalá.

En concreto, según el director general, está previsto fijar una distancia de 150 metros radiales a los mismos, aunque esto podría variar durante la tramitación del decreto. 

La Junta también apela en su escrito dirigido a Alcalá  a que la "intervención normativa" de los ayuntamientos en cualquier sector no puede obviar el "cumplimiento de los principios administrativos de competencia y de jerarquía normativa" y al "principio constitucional de igualdad", insistiendo de nuevo en que los ayuntamientos sólo pueden "regular aquello que no suponga una intromisión en las competencias estatales o autonómicas", por lo que "se requiere" al Pleno para que derogue los trámites realizados hasta ahora.

Frente a estos argumentos, el gobierno local alcalareño entiende que sí es competente y que  su modificación "se ajusta a las competencias municipales y resulta una herramienta fundamental para proteger a los menores y jóvenes de posibles adicciones y mejorar la convivencia municipal", según ha insistido en un comunicado.

La modificación de marras se aprobó en el pleno 21 de enero de 2020 y consistía, básicamente, en prohibir que este tipo de establecimientos se instalarán a menos de 500 metros de centros educativos, deportivos o sociales, lo que deja fuera la práctica totalidad de las zonas residenciales.

El Ayuntamiento defiende el cambio que inició

De momento, además de "continuar con la tramitación", según anuncia el gobierno local del PSOE y Cs, va a solicitar que la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio emita un informe, como competente en esa última materia.

Con la medida aprobaba por el Ayuntamiento de Alcalá la implantación de este tipo de establecimientos quedaría limitada a zonas industriales o comerciales. Según explica el delegado de Urbanismo, Jesús Mora, cuenta con los informes que la avalan realizados por los técnicos municipales.

Desde la delegación municipal de Urbanismo se recuerda además la potestad municipal sobre el planeamiento y la ordenación urbanística, que incluye decidir en qué lugares se localización las diversas actividades que se desarrollan en la localidad.

Este posicionamiento jurídico será remitido mediante un oficio a la Junta, para que sea posible seguir con la tramitación. Jesús Mora pide respeto para el "municipalismo".

Muchos ayuntamientos iniciaron estas limitaciones tras las advertencias de las asociaciones jugadores patológicos y profesionales de las adicciones del alarmante aumento de adolescentes y jóvenes enganchados a este tipo de apuestas, en establecimientos que se han multiplicado en los últimos años y que buscan lugares concurridos por los más jóvenes.

"La limitación de implantación de las casas de apuestas en la ciudad es una medida similar otras que regulan los establecimientos en las zonas urbanas y que forman parte de las competencias de los ayuntamientos. Es el mismo caso que la regulación de establecimientos de ocio en las zonas declaradas saturadas de ruido", insisten desde Alcalá.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios