Alcalá de Guadaíra

Alcalá es el primer municipio sevillano en regular la apertura de casas de apuestas

  • No permitirá su instalación a menos de 500 metros de centros educativos, deportivos y socio-culturales

  • Ello implica salvaguardar prácticamente toda la zona residencial

  • El cambio del PGOU se aprueba este jueves, aunque hay 30 días para presentar alegaciones 

Un salón de juego como los que están proliferando en los barrios de todas las ciudades. Un salón de juego como los que están proliferando en los barrios de todas las ciudades.

Un salón de juego como los que están proliferando en los barrios de todas las ciudades. / Alex Cámara

Alcalá de Guadaíra se convertirá en el primer municipio de Sevilla y en uno de los pioneros de Andalucía en contar con una regulación específica para la instalación de salas de juego y casas de apuestas, un fenómeno que preocupa por el público joven al que se está enfocando y que, según los expertos, puede conllevar un aumento de la ludopatía en los próximos años. 

En abril, el Ayuntamiento ya suspendió provisionalmente la concesión de nuevas licencias, cuando acordó modificar el PGOU para estudiar el fenómeno. Ahora llevará al Pleno el contenido de ese cambio, que en la práctica supone que sólo puedan abrir nuevos negocios de este tipo en zonas industriales o comerciales, alejadas de las áreas residenciales. 

Según ha adelantado el portavoz del gobierno local, Jesús Mora, no se permitirá la apertura de salas de juego y casas de apuestas en un perímetro de 500 metros alrededor de centros educativos, tanto de Infantil y Primaria como de Secundaria, de centros deportivos, así como socio-culturales (bibliotecas públicas, casa de la cultura, así como teatros, como el auditorio Riberas del Guadaíra). 

Teniendo en cuenta que esos espacios están distribuidos por toda la zona residencial de Alcalá, los lugares que quedan son las citadas áreas industriales o comerciales. 

La modificación propuesta para el PGOU se lleva este jueves al Pleno para su aprobación inicial. Tras ello, habrá una exposición pública con un periodo de 30 días para recibir alegaciones (que se espera que lleguen por parte de las empresas) antes de la aprobación definitiva. No obstante, ya con este primer trámite queda prohibida la implantación en esos casos. 

En la actualidad, hay cuatro establecimientos de este tipo funcionando en Alcalá de Guadaíra, a los que no les afectará esta nueva regulación ya que no puede aplicarse con efectos retroactivos. 

Según Mora, desde que aprobaron la iniciativa de cambiar el PGOU, y más recientemente, cuando el debate sobre estos negocios ha adquirido intensidad, han sido varios los ayuntamientos sevillanos que han contactado con Alcalá para interesarse por los términos de la regulación que se va a hacer: el de la capital y otros, como Las Cabezas de San Juan o Castilleja de la Cuesta. 

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios