Impuestos municipales

Espartinas aprueba una rebaja del 3,1% en el IBI

  • El gobierno insiste en que el objetivo es volver al 0,50 que había hace siete años para 2023

  • Vox, el PP y Cs se desmarcan, al considerar que la reducción queda lejos de las promesas electorales del PSOE, IU y VxE

Una calle de Espartinas, en una imagen de archivo. Una calle de Espartinas, en una imagen de archivo.

Una calle de Espartinas, en una imagen de archivo. / José Ángel García

Entre los temas que han sido objeto de controversia en Espartinas en los últimos años destaca junto a otros el del IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles), que tuvo una subida muy importante en 2012, coincidiendo con los ajustes que tuvo que hacer el ayuntamiento para cuadrar cuentas: el gravamen bajo que se había mantenido, del 0,50, se incrementó en un 58%, coincidiendo con una revisión catastral que multiplicó el coste para los vecinos. Todos y cada uno de los partidos políticos se han comprometido estos años a ir ajustándolo. 

El nuevo equipo del PSOE, IU y Vecinos por Espartinas sacó adelante en el Pleno del pasado jueves una bajada del 0,64 actual al 0,62 para 2020, lo que supone una reducción de algo más del 3,1%, que también apoyó el GIES. En 2021, según han adelantado, se bajará al 0,60, con el objetivo de que al final del mandato se pueda volver a ese 0,50.

Es "un compromiso" que los tres partidos en el gobierno han asumido y por el que siguen apostando. "Hemos iniciado el camino", ha destacado la alcaldesa, Cristina Los Arcos (PSOE). 

La propuesta no obtuvo el respaldo de Vox, que votó en contra, ni de los concejales del PP y Cs, que se abstuvieron y pusieron el acento en que la bajada queda lejos de las promesas de los partidos que ahora están en el gobierno cuando se encontraban en la oposición. IU llegó a presentar ante la Fiscalía un escrito denunciando que el anterior gobierno de Cs incumplía los acuerdos plenarios en ese sentido aprobados por la oposición. 

Frente a ello, el gobierno incide en que "las arcas municipales no soportarían una reducción mayor", cuando aún se está haciendo frente a la devolución de cantidades millonarias por la tasa urbanística, luego declarada ilegal, que se cobró entre 2003 y 2006. En el Pleno, de hecho, se aprobó por unanimidad una modificación presupuestaria por casi 1,8 millones de euros del remanente positivo de tesorería de 2018 para pagar los intereses de demora de una sentencia judicial de 2012. 

Según fuentes municipales, esa rebaja del IBI supondrá una reducción de los ingresos municipales por ese concepto de unos 150.000 euros, en el caso de que se cobren los mismos recibos de 2018. No obstante, uno de los retos es también mejorar la recaudación y reducir la elevada tasa de impagos y morosidad que hay ahora, así como intentar aplicar un recargo para viviendas vacías que aprobó, sin aplicar, el anterior gobierno de Cs. 

Todo ello se encuadra además dentro  de un plan económico-financiero en el que se está trabajando para regularizar el cobro de otras tasas, por uso de edificios municipales o mercadillo, por ejemplo. 

En cuanto a la aprobación del presupuesto, otro de los objetivos del nuevo equipo, no está previsto que se pueda hacer antes de fin de año. En la actualidad, se está todavía con el presupuesto prorrogado de 2015, el último que hizo el PP porque Cs no logró consenso para hacer otro. 

El de 2020 se intentará hacer, según el gobierno local, con la participación de todos los grupos de la oposición y de los ciudadanos, a través de colectivos y asociaciones de Espartinas

 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios