Tomares

Una vía ciclopeatonal conectará con Bormujos y Nueva Castilleja

  • La consejería de Fomento inicia este año las obras con el Ayuntamiento de Tomares para hacer más segura la carretera A-8063 a conductores, peatones y bicis

El viceconsejero Jaime Raynaud y el alcalde José Luis Sanz, ambos del PP. El viceconsejero Jaime Raynaud y el alcalde José Luis Sanz, ambos del PP.

El viceconsejero Jaime Raynaud y el alcalde José Luis Sanz, ambos del PP. / Consejería de Fomento

La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio iniciará este año las obras de mejora de la carretera A-8063, que conecta Tomares con Bormujos y Nueva Sevilla (Castilleja de la Cuesta). Esta actuación permitirá dotar a esta vía de iluminación, acerado y una vía ciclopeatonal, lo que supondrá la ampliación y mejora de la calzada de esta carretera, por la que transitan más de 7.300 vehículos.

La carretera A-8063 es uno de los puntos negros de la provincia al carecer de arcén, acerado e ilumninación

La adecuación funcional de esta vía es un compromiso adquirido por la administración autonómica y el Ayuntamiento de Tomares, que firmaron el pasado mes de mayo un protocolo de colaboración.

El viceconsejero de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, Jaime Raynaud, ha mantenido una reunión con el alcalde de Tomares, José Luis Sanz, de la que destaca el buen grado de entendimiento y la actuación en esta carretera para “hacerla más segura, a la par que se promueve la movilidad sostenible”.

Según el alcalde de Tomares, José Luis Sanz, “el comienzo de estas obras por parte de la Junta de Andalucía es una gran noticia para Tomares porque, por fin, va a acabar con uno de los puntos negros de la provincia de Sevilla que entrañan más peligrosidad para el tráfico rodado y también para los vecinos, al carecer la vía de arcén, acerado e iluminación, solucionando un grave problema que llevaba una década esperando”.

El Consistorio ha presentado un proyecto, que contempla la ejecución de esta vía ciclopeatonal que supone por tanto una ampliación de la calzada y la inclusión de arcenes en este tramo urbano de 1,2 kilómetros urbanos, así como la adaptación de intersecciones mediante glorietas segregando el tráfico rodado de los otros usuarios, peatones y ciclistas.

Por esta vía ciclopeatonal transitarán bicicletas o peatones entre Tomares, Bormujos y Nueva Sevilla, en término municipal de Castilleja de la Cuesta.

El proyecto se completa con la instalación de farolas y elementos de drenaje urbano en la carretera, incluyendo entubamientos de cunetas, sumideros y conexiones; el diseño de elementos de contención de taludes erosionados que queden integrados en el entorno y la revisión de los servicios públicos que pidieran verse afectados tras las modificaciones planteadas.

Los trabajos de construcción está previsto que se inicien a lo largo de 2020 y se financiarán a través de una partida del programa operativo FEDER 2014-2020 correspondiente al Plan Andaluz de la Bicicleta (PAB) incluida en la SE-33 Conexiones centrales del Aljarafe.

La adecuación de la A-8063 acabará con la peligrosidad que entraña esta carretera para los vecinos y el tráfico rodado, los conductores, vecinos y ciclistas contarán con un camino seguro por el que conducir, pasear a pie o en bicicleta y llegar seguros a la misma puerta de sus casas.

La A-8063, de carácter urbano, es la principal vía de comunicación interna entre Tomares, Castilleja de la Cuesta y Bormujos. Los tres municipios suman más de 70.000 habitantes, por lo que esta actuación supondrá mayor seguridad para los peatones, ciclistas y vehículos que la transitan y, especialmente, para los vecinos de Valdovina, urbanización de Tomares, que serán los más beneficiados. Esta obra llevaba una década bloqueada.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios