Reconocimientos La radio española despide a Jesús Quintero

Contenido patrocinado por Allurion

El balón gástrico de Allurion, una forma natural de perder peso

  • Se trata de un novedoso programa integral de pérdida de peso para aquellas personas que quieran cambiar su vida

Balón Gástrico Allurion.

Si hablamos de uno de los problemas capitales de la sociedad debemos hacerlo del sobrepeso. Actualmente, España cuenta con unos índices alarmantes en los que el 61% de los hombres y 46% de las mujeres sufren de una enfermedad que si no se erradica a tiempo nos acompañará toda la vida y nos provocará infinidad de problemas de salud como la diabetes, enfermedades cardíacas o articulares, entre otras.

La realidad es que no existen dietas milagro y la única forma de atajar el problema es superar las excusas y promover mejores hábitos alimenticios y la práctica deportiva. Aun así, existen tratamientos inmejorables que ayudan a conseguir los objetivos marcados hacia una vida plena y saludable. Es el caso del balón gástrico ingerible de Allurion. Disponible en España desde 2017, este método sin cirugía ni anestesia ha conseguido grandes resultados en aquellos pacientes con sobrepeso.

Balón gástrico y cápsula de Allurion. Balón gástrico y cápsula de Allurion.

Balón gástrico y cápsula de Allurion. / Archivo

¿Cómo funciona el balón gástrico?

Lo que Allurion busca con esta metodología es provocar en el paciente una sensación de saciedad, retrasando la evacuación gástrica y reduciendo la cantidad de alimentos ingeridos en cada comida.

El proceso es muy sencillo: el paciente ingiere una cápsula que contiene el balón unido a un tubo fino. Más tarde, se realiza una radiografía para que los profesionales se aseguren de que la cápsula esté en la posición correcta. Una vez en el estómago, el doctor utiliza el tubo para llenar el balón. Cuando el proceso de llenado haya terminado, se retira el tubo con cuidado y el paciente estará listo para comer menos sin sentir hambre. Por último, al cabo de unas 16 semanas, el balón Allurion se vacía y elimina por sí solo.

Un programa integral y personalizado

Desde que Allurion se fundara en 2009 por Shantanu Gaur y Samuel Levy, mientras estudiaban en la Escuela de Medicina de Harvard, se ha querido ir más allá y han puesto en manos de sus pacientes una tecnología médica única. Con el balón gástrico y el programa Allurion, los pacientes pierden, de media, un 10-15% de su peso corporal en aproximadamente 16 semanas. Además, hasta un 95% de la pérdida de peso puede mantenerse un año después de eliminar el balón.

Este programa de seis meses implica muchos otros factores. El paciente nunca estará solo, ya que el equipo de profesionales médicos lo acompañará desde el primer paso hacia la pérdida de peso con el balón gástrico de Allurion, pasando por la preparación para la colocación, hasta el apoyo en la consecución de logros a medida que se avanza en el programa.

Todos los productos al alcance del paciente. Todos los productos al alcance del paciente.

Todos los productos al alcance del paciente. / Archivo

Además, se le proporcionará al paciente una báscula conectada de Allurion, Allurion Health Tracker y una aplicación Allurion el día de la colocación del balón. Con ellas, se podrá realizar cualquier tipo de consulta al equipo médico, recibir apoyo y orientación.

Un radical cambio de vida

Ya son más de 89.000 pacientes a lo largo de más de 50 países los que han decidido darle un cambio radical a sus vidas. Es el caso de Víctor, un joven que tras diversos problemas de salud decidió ponerse en manos de profesionales y llevar a cabo este innovador procedimiento.

Desde entonces, ha conseguido cambiar por completo su estilo de vida. Cuando comenzó su camino hacia la pérdida de peso, Víctor pesaba 120 kilos. Ahora se encuentra en 82, casi seis tallas menos

Para Víctor no solo el proceso sencillo de la colocación del balón gástrico lo ayudó, sino también la tecnología implementada, el programa de ayuda y el acompañamiento nutricional, que sentaron las bases de sus nuevos hábitos de vida saludables, o el asesoramiento psicológico.