Andalucía

Cae una de las bandas de narcos más importantes de La Línea

  • La Guardia Civil detiene a 12 personas en la operación que desplegó el pasado martes

Parte del hachís intervenido en la operación Blouson. Parte del hachís intervenido en la operación Blouson.

Parte del hachís intervenido en la operación Blouson. / efe

La Guardia Civil ha detenido a 12 integrantes de una organización criminal dedicada a la introducción de grandes cantidades de hachís procedentes de Marruecos hasta las costas de Cádiz. Como resultado de la operación Blouson, la Benemérita considera que se ha desarticulado la estructura financiera de una de las organizaciones criminales más activas que se dedican al narcotráfico en el Campo de Gibraltar, aunque de forma muy especial en La Línea, y que habría llegado a transportar hasta diez toneladas de droga.

La operación se desarrolló el pasado martes en La Línea, donde los agentes realizaron siete registros en Las Palomeras, Los Junquillos, La Atunara y en la urbanización Alcaidesa. La actuación supuso un amplio despliegue de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Comandancia de Algeciras, con el apoyo del Grupo de Acción Rápida (GAR), helicópteros y unidades de seguridad ciudadana. La intervención causó un gran revuelo porque coincidió con la hora de entrada a los colegios.

Durante los registros efectuados se intervinieron una bolsa de marihuana, una gran cantidad de material para cultivar esta droga mencionada en invernaderos interiores, dos bolsas de plástico que contenían fajos de billetes de diez y veinte euros por valor de casi 190.000 euros, gran cantidad de trajes de agua, terminales de telefonía móvil, radiotransmisores, material informático y documentación de interés. También se procedió al bloqueo de cuentas bancarias y a la aprehensión de los vehículos de alta gama que eran usados por los integrantes de la organización.

La investigación se inició cuando los agentes detectaron una organización criminal perfectamente estructurada que estaba introduciendo importantes partidas de hachís por las costas de la comarca. Cada miembro de la banda tenía designada una labor específica cuando se llevaba a cabo un alijo de droga, un cambio de tripulación o bien un avituallamiento a los tripulantes de las embarcaciones semirrígidas.

A raíz de la información recabada, la Guardia Civil estableció un dispositivo de vigilancia el pasado mes de abril en el que una patrulla uniformada interceptó una furgoneta a la altura de la barriada de Puente Mayorga, en San Roque. Esta intervención fue sumamente arriesgada porque la furgoneta se intentó dar a la fuga en dirección contraria y realizando maniobras evasivas que pusieron en riesgo la integridad de los agentes y de otros usuarios de la vía.

Uno de los vehículos oficiales que participó en el operativo fue embestido y sus dos agentes ocupantes tuvieron que ser hospitalizados. En esta actuación fue detenido el conductor de la furgoneta, en cuyo interior se hallaron 843 kilos de hachís.

Posteriormente, el Instituto Armado tuvo conocimiento de que la organización criminal había fletado una embarcación semirrígida de grandes dimensiones que se dirigía hacia Marruecos para cargar un alijo de hachís. Una vez analizados todos los datos, los agentes activaron un dispositivo policial para solicitar al juzgado la entrada y registro en una vivienda de La Línea que era usada como guardería para el almacenamiento de la droga. Tras realizar la entrada y registro en la vivienda, fue detenida una persona y se intervinieron 4.200 kilogramos de hachís y una pistola de calibre 9 mm.

Fue tras esta aprehensión cuando se desarrolló el grueso de la operación con los siete registros en La Línea. La operación fue dirigida por la Fiscalía Antidroga del Campo de Gibraltar y por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de los de La Línea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios