Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Andalucía

Condenan a un masajista a dos años de prisión por unos abusos sexuales

  • El acusado se aprovechó de una joven en la consulta con la que contaba en la ciudad ·No podrá acercarse o comunicarse con la víctima durante siete años

Un hombre de mediana edad fue ayer condenado a dos años de prisión más fuertes multas por tres delitos de abusos sexuales en el que la principal víctima fue una chica que acudió a su consulta de masajes. El encausado, que se enfrentaba a penas severas puesto que se trataba de un caso seguido por la vía de sumario, admitió los hechos por los que se sentaba en el banquillo y que se juzgaron a puerta cerrada, dado lo delicado del caso.

Los hechos se remontan a hace dos años y ocurrieron en la consulta que el inculpado, especialista en técnicas de masaje, tenía en Jerez, según informaron fuentes cercanas al caso. La pena que al final se ha impuesto es de dos años de prisión, por un delito de abuso sexual del artículo 182 del Código Penal, en el que se castiga el acceso carnal por vía vaginal, anal o bucal o la introducción de objetos por las dos primeras vías. La pena se ha rebajado en parte porque se ha pagado una indemnización a la perjudicada y, por tanto, se ha tenido en cuenta la reparación del daño, que se ha considerado como una atenuante muy cualificada. El inculpado, que carece de antecedentes penales, no tendrá que cumplir siquiera la pena impuesta en la cárcel, ya que puede solicitar la libertad condicional.

Los otros dos delitos por los que ha sido condenado se engloban también dentro del apartado de los abusos sexuales, pero por ellos tendrá que pagar una fuerte multa, que supera los 6.000 euros. Además, hay que tener en cuenta que en esa condena se establece especialmente que el acusado no podrá acercarse a la víctima y ni siquiera comunicar con ella por ninguna vía por un tiempo de siete años, una medida que solicitaron tanto el Ministerio Público como la acusación particular. El caso fue investigado por efectivos de la Unidad de Delitos Especialmente Violentos (UDEV) de la comisaría jerezana, al ser la especialista en estos asuntos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios