Andalucía

Los Erasmus de Granada se contagian de coronavirus un día antes del inicio del curso

Los Erasmus de Granada se contagian un día antes del inicio del curso académico Los Erasmus de Granada se contagian un día antes del inicio del curso académico

Los Erasmus de Granada se contagian un día antes del inicio del curso académico / Archivo

Juventud divino tesoro e inconsciencia imperante. Un grupo de Erasmus de Granada decidió el pasado domingo 20 de septiembre disfrutar de las idílicas costas almerienses, en concreto, de la afamada playa de Los Muertos. Desde entonces, una jornada de sol y alcohol en la arena, se ha traducido en 47 los estudiantes de la Universidad de Granada (UGR) contagiados de coronavirus a raíz de este desacertado viaje.

En un principio y tras los primeros positivos, las autoridades pertinentes llevaron sus miradas hacia una residencia de estudiantes la cual negó en rotundo que fuera el foco ya que sólo tres estudiantes que allí viven habían dado positivo y de los cuales ninguno acudió a la excursión. Las horas pasaban y los contagios aumentaban hasta que Pilar Aranda, rectora de la universidad de Granada, confirmó que el origen de los contagios se debía a una excursión a la playa de algunos de sus estudiantes de Erasmus.

La UGR ha actuado a marchas forzadas debido a que la excursión se produjo un día antes del inicio de las clases y los alumnos afectados acudieran a sus respectivas facultades. 

Las alarmas sonaron cuando varios testigos alertaron sobre los hechos al 112. Los allí presentes afirmaron que un grupo de jóvenes, tanto extranjeros como españoles, estaban bebiendo en la playa en grupo. Aún así, las autoridades competentes han afirmado que no se produjo ninguna denuncia por botellón o por incumplir las medidas sanitarias aprobadas debido a la crisis sanitaria que vive el país.

Denuncias o no, existen varios vídeos donde se aprecia todo lo contrario; jóvenes sin mascarilla, sin mantener distancia de seguridad y tomando bebidas alcohólicas, un cóctel que ha hecho tambalear los primeros días del curso universitario de la ciudad de Granada. Algunas personas afirman en las redes sociales que los jóvenes "habían montado una discoteca" al aire libre y que pusieron en peligro a todos los allí presentes.

La respuesta de la empresa organizadora no se ha hecho esperar y afirman que pese a que fueron unas 130 personas las que viajaron en tres autobuses, a razón de 44 personas por autocar, se usó mascarilla, los autobuses fueron desinfectados entre el trayecto de ida y el de vuelta y en la playa los estudiantes guardaron la distancia social en grupos de diez personas. Mientras que también niegan que se hiciera botellón.

Como se dice al principio de estas líneas, "juventud divino tesoro" pero esa juventud, a veces, juega malas pasadas y la inconsciencia de los más jóvenes puede ser lapidaria en temas tan graves como una pandemia.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios