Ernesto Alba | Secretario general del PCA y portavoz de IU “Es muy fácil identificar al culpable de la crisis en un pueblo”

  • Ernesto Alba, el encargado de pilotar la confluencia de Podemos e IU, es optimista sobre las posibilidades de éxito de las candidaturas de unidad el próximo 26 de mayo.

Ernesto Alba. Ernesto Alba.

Ernesto Alba. / José Ángel García

Ernesto Alba lleva casi dos años al frente de la secretaría general del PCA, el partido más importante de IU, que aporta más de la mitad de los militantes de la federación de izquierdas en Andalucía. Convencido, como el resto de la dirección de su formación, de que el éxito sólo es posible mediante la unidad, afronta las municipales como un reto, pero con optimismo. Su objetivo, ahora que es portavoz de IU Andalucía, es reeditar el éxito municipalista de la federación, por primera vez en coalición con Podemos.

–¿Es más complicado negociar una confluencia a nivel regional o municipal?

–Hay una confluencia, Adelante Andalucía, que abre camino para que luego todo sea más fácil. Con un proyecto político, lo demás es fácil. No es un proyecto agotado ni acaba después de estas elecciones. Responde a una necesidad de unidad en las organizaciones alternativas al susanismo y a la derecha. Tiene que ir madurando.

–¿Ha madurado desde el pasado 2 de diciembre?

–El propio proceso municipal es ya una maduración. Adelante Andalucía se construyó en seis meses. Tuvimos que introducir ingredientes para diferenciarnos del Unidos Podemos de las generales de 2016. Era importante que el proceso se construyese entre las militancias y elaborar un programa mezclando esas militancias.

–Pero trasladar eso al ámbito municipal es complicado. Hay gente en Podemos que, hace pocos años, estaba en IU y ahora les pedís que confluyan.

–Es verdad, pero no es un criterio político. En Adelante vamos poco a poco, paso a paso. Hay pueblos donde los militantes de Podemos eran antiguos militantes de IU que entraron en conflicto. Y hoy no se han generado las condiciones para un proyecto de unidad. Hemos sido capaces de construir, en una coyuntura complicada, 209 candidaturas de Adelante, que llegan al 50% de la población, porque ahí están las grandes ciudades. Y luego hay más de 200 candidaturas como IU. Donde nos presentamosrgado como Adelante y donde nos presentamos como IU, el proyecto político es el mismo. Las direcciones han tenido la madurez de buscar las sinergías sin forzar nada.

–¿Cuáles son esas sinergías?

–La implantación que tiene IU en el mundo rural, que en muchos sitios no existe Podemos, con la fortaleza de Podemos en las grandes ciudades. Sin forzar.

–¿Cómo puede ser el mismo proyecto político si hay lugares donde IU se enfrenta a Podemos?

–Porque la unidad popular no es la unidad electoral. Hemos ido en paralelo en luchas concretas. Las militancias de Podemos e IU han estado juntas en el conflicto del taxi o con las trabajadoras de la limpieza de hoteles. El proceso de maduración no es el mismo en todos sitios. Se puede estar de acuerdo en un tronco común, pero no en realidades concretas.

–¿Cómo gestiona la dirección de IU un enfrentamiento con Podemos a nivel municipal?

–Hay mínimos de acuerdo. Antes que las organizaciones está lo que decimos defender, que son los trabajadores. Para eso necesitamos pactos de no agresión y saber que el enemigo está en el PP, el PSOE y Cs, que son quienes dejan que los servicios públicos los gestionen fondos buitre y multinacionales.

–¿Se puede hacer oposición a la Junta desde los ayuntamientos?

–Se cumplen ahora 40 años de las primeras elecciones municipales. Adolfo Suárez tenía la hegemonía en todo el país. Los ayuntamientos no tenían apenas consecuencias. En todas las capitales importantes ganó la izquierda. El PC ganó Córdoba y Algeciras, por ejemplo. Ahí empezó a construirse el municipalismo. Los ayuntamientos pueden determinar políticas de la Junta y del Estado. Montoro metió la mano ahí y tuvo que dar marcha atrás. El poder local es el que está más cerca de los ciudadanos. Moreno Bonilla todavía no ha abierto la cartera de su política. A ver el presupuesto del 2020 lo que nos trae. Cuando empiecen los recortes neoliberales, veremos a los ayuntamientos en la puerta. A Susana Díaz se lo hicieron y consiguieron muchas cosas.

–¿No teme que el buen momento del PSOE afecte a su fuerza municipal en Andalucía?

–Creo que todo está muy abierto. Mucho voto al PSOE el 28-A es prestado. El PSOE es pilar fundamental de un país que fracasó, el de la especulación, la desindustrialización y el paro. Pedro Sánchez tiene todos mis respetos, pero ahora tiene una responsabilidad. Después del fracaso del modelo productivo de los bajos salarios y el trabajo precario, el PSOE tiene que decir qué modelo de país defiende. La gente no es estúpida. Saben a quien tienen que votar para defender sus derechos sociales. Ypuede haber mucho voto útil para las candidaturas de unidad.

–¿El problema principal para una vecina de una barriada obrera es el modelo de país?

–El votante sabe del aumento del alquiler de las viviendas o que los fondos buitre están comprando pisos de trabajadores. A veces todo va tan rápido en política que pensamos que la gente es estúpida ¿Por qué una vecina de un barrio de trabajadores no va a pensar en proyecto de país? La gente lo ha pasado muy mal en este país.

–¿No se preocupa más esa vecina por los retrasos del autobús urbano que coge cada día?

–En las municipales la gente localiza mejor el rostro de los culpables. Es mucho más fácil identificar al culpable de la crisis en un pueblo, porque se conoce de cerca a los candidatos. En las grandes capitales las elecciones van a estar muy condicionadas. Hay quien querrá fortalecer a Pedro Sánchez. Pero hay quien se ha dado cuenta de que todavía Pedro Sánchez no ha hablado de los trabajadores y de lo que defendía en campaña. Está en permanente duda de si va a pactar con Unidas Podemos o con Ciudadanos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios