Andalucía

El Gobierno andaluz halla en IU un posible apoyo a las cuentas a cambio de 1.150 millones

  • Los partidos tienen hasta el viernes para presentar las enmiendas a la totalidad al presupuesto

Inma Nieto y Juan Bravo, en el Parlamento. Inma Nieto y Juan Bravo, en el Parlamento.

Inma Nieto y Juan Bravo, en el Parlamento. / M. J. López / EP

El consejero de Hacienda, Juan Bravo, no tiene todavía amarrados los apoyos para el primer trámite del Presupuesto de 2021. Todavía tiene una semana para buscarlos. Lo normal es que fueran sus “socios prioritarios”, como calificó ayer el consejero a Vox, pues permitieron la aprobación de las dos anteriores cuentas autonómicas. La disputa entre Santiago Abascal y Pablo Casado, sumada a los “incumplimientos” de los acuerdos previos, han provocado que el Ejecutivo de Juanma Moreno tenga más difícil repetir la aritmética de los dos últimos presupuestos A ese contexto hay que sumar el generado por la pandemia y, ante esa extraordinaria situación, al Presupuesto de 2021 le han salido como pretendientes los votos de IU, aunque a cambio de 1.150 millones de euros más de ingresos y algún que otro matiz ideológico.

Según explicaron ayer Inmaculada Nieto y Guzmán Ahumada, la portavoz de Adelante y el responsable de Hacienda del grupo, la propuesta está ya en manos del equipo de Juan Bravo, por lo que todavía no es seguro el rechazo de la coalición de izquierdas –o al menos parte de ella– a las cuentas de 2021. “Si el Gobierno se mueve, nosotros nos moveremos”, avanzó Nieto en un intento por mostrar que las ofertas remitidas a Bravo “no son líneas rojas”. Destaca aquí, por ejemplo, que parte del aumento de ingresos que propone IU sale de un aumento impositivo por valor de 250 millones de euros, pero la federación de izquierdas no lo considera una condición imprescindible para negociar el Presupuesto.

El resto de cantidades proceden de aun aumento del déficit hasta el 1,4% del PIB regional, tres décimas más del marcado por Hacienda, y la consignación de 450 millones de los fondos europeos React-EU, que, según IU, es la cantidad mínima que llegará para el próximo ejercicio. Se trata de dos propuestas que chocan con los postulados de Juan Bravo, que se inclina por evitar el déficit en la medida de lo posible y que prefiere no contar con los mencionados fondos hasta que no se conozca el reparto entre las regiones.

La oferta incluye también el reparto de los 450 millones del fondo Covid entre las consejerías necesitadas de mayor gasto, lo que deja el aumento de ingresos real en 1.600 millones. Con este incremento, IU propone mantener al personal de refuerzo contratado por la pandemia para solucionar “el déficit estructural” en educación y sanidad. La federación de izquierdas también propone la congelación de los conciertos en enseñanza y salud y la revisión de los ya existentes para evitar la “dependencia” del sector privado en las zonas donde lo público no cubre la necesidades. IU aboga también por “mantener” el gasto en renta mínima hasta que el Ingreso Mínimo Vital llegue a todo el que lo debe perdiibir y aumentar el gasto de la Patrica, es decir, el dinero incondicionado que la Junta cede a los ayuntamientos.

Nunca en la historia autonómica un partido de la oposición ha apoyado un presupuesto de un gobierno que está en las antípodas de su ideología. Si ha ocurrido en otros ámbitos. Por ejemplo, Elías Bendodo sacó adelante algún presupuesto con IU en la Diputación de Málaga, donde estaba Guzmán Ahumada como responsable de Hacienda. La pandemia acerca esta posibilidad, pero sigue lejos, sobre todo teniendo en cuenta la situación de Adelante. La propia Nieto reconoció que la oferta es de IU y Podemos, que cuentan con seis diputados en la Cámara, todos de la federación de izquierdas. No servirían para blindar las cuentas y, probablemente, serían una argumento más en la disputa que mantienen los izquierdistas con sus ex socios –y todavía compañeros– de Anticapitalistas. Si el Parlamento mantiene a Teresa Rodríguez y los suyos en Adelante es más que probable que se vean, por primera vez, las diferencias entre las dos facciones de la ex confluencia en el Pleno sobre los Presupuestos de la semana próxima.

Esta disparidad se podrá si hay enmiendas a la totalidad. Los partidos tienen hasta el viernes a las 12:30 para presentarla. La de IU-Adelante dependerá de la respuesta que dé Juan Bravo a su oferta.La del PSOE todavía no ese ha confirmado, pero los socialistas dudan de las llamadas a la negociación que parten del Gobierno, pese a que ayer el titular de Hacienda aseguró que será “generoso” con las peticiones de los grupos. Queda por saber qué hará Vox tras poner distancia con el Gobierno hace unas semanas.En comisión, el diputado Rodrigo Alonso tuvo un discurso muy duro y recriminó al Ejecutivo sus incumplimientos. Hasta pasado mañana hay tiempo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios