Andalucía

Imputado por un informe de "medio folio" el denunciante de Invercaria

  • El juez cree que se dio un préstamo de 300.000 euros tras "deficiente" análisis de la inversión

Comentarios 10

El titular del juzgado de Instrucción número 16 de Sevilla ha imputado en una de las piezas separadas del caso Invercaria a Cristóbal Cantos, el que fuera director de Promoción de la sociedad pública andaluza de capital riesgo y que destapó el escándalo con su denuncia, en relación con el préstamo de 300.000 euros concedido a la empresa Fumapa tras "deficiente análisis" de la inversión realizada en un informe de "medio folio".

La imputación de Cristóbal Cantos fue solicitada por la Fiscalía Anticorrupción, que también había solicitado y el juez así lo ha acordado la imputación de otras siete personas, entre ellas el ex presidente de Invercaria Tomás Pérez Sauquillo y varios miembros del Consejo de Administración.

La Fiscalía explicó en un escrito remitido al juez que la empresa Fumapa y Fumapra S. L., que se dedicaban a la carpintería metálica en La Carolina (Jaén), presentaban ya a finales de 2006 fondos propios negativos por valor de 27.644 y 165.037 euros, encontrándose ambas sociedades en una "situación comprometida desde el punto de vista económico a todos los niveles".

Los socios de Fumapa, Fulgencio Canales Rodríguez y Francisco Gutiérrez Cañizares -que se encuentran entre los ocho imputados- lograron en una reunión con Tomás Pérez Sauquillo el "compromiso de una inversión" en la empresa, que se concretó en otra reunión que tuvo lugar el 8 de abril de 2008 y en la que los empresarios no entregaron como documentación "más de dos folios manuscritos" que contenían una serie de gastos entre 2005 y 2008 y un inventario del inmovilizado de Fumapa y Fumapra.

La Fiscalía Anticorrupción señala que el único departamento que analizó este proyecto de inversión fue el Área de Promoción que entonces dirigía Cristóbal Cantos, y en ese departamento se realizó "un deficiente análisis de la inversión propuesta y siempre de manera fragmentaria y parcial". Según el Ministerio Público, el informe consistió en un ficha informativa "incompleta y de apenas unos párrafos en medio folio" y un documento información. El informe de "medio folio" concluía que las empresas Fumapa y Fumapra mostraban "problemas de liquidez" a corto plazo y que no se disponía de datos que indicasen la operación a realizar, inversión y qué financiación se pedía a Invercaria.

El propio Cristóbal Cantos elaboró un informe, de 19 de mayo de 2008 y "sin formato oficial", en el que se hablaba de la "alta consideración e importancia del proyecto", aunque se advertía de la deficiente situación de liquidez, de fondos propios negativos y de la fuerte dependencia de un solo cliente. El informe concluía igualmente la necesidad de auditar las cuentas de 2007, la diversificación de la cartera de clientes y de un informe sobre la gestión de la empresa, pero ninguno de estos aspectos se realizó y "a pesar de ello se informe de que una vez atendidas estas recomendaciones, la solicitud de Fumapa presentaba un perfil positivo para recomendar la inversión solicitada".

El 23 de julio de 2008 el consejo de Administración de Invercaria acordó por unanimidad conceder un préstamo participativo por importe de 300.000 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios