Debate del Estado de la Comunidad

Juanma Moreno habla de situación "preocupante" y de riesgo elevado por Covid-19 en Sevilla, Granada y Jaén

Un sanitario toma una muestra a una mujer, en Écija (Sevilla) Un sanitario toma una muestra a una mujer, en Écija (Sevilla)

Un sanitario toma una muestra a una mujer, en Écija (Sevilla) / Juan Carlos Vázquez

Las provincias de Granada y Sevilla están a punto de superar los datos de hospitalizados por Covid-19 acordados por la Junta de Andalucía para activar el Plan de contingencia 3.000, que permitiría utilizar recursos privados o estructuras ya preparadas para aliviar la presión asistencial de los hospitales andaluces.

El propio presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha puesto de manifiesto que existe preocupación por el elevado riesgo de contagios en Granada, Sevilla y Jaén. Así lo ha expresado en el debate del Estado de la Comunidad que se está inició este martes.

Hospitalizados por provincias

El Consejo de Gobierno aprobó el 15 de septiembre actualizar el estudio sobre los recursos asistenciales en cada provincia andaluza ante la posibilidad de llegar al escenario de los 3.000 pacientes ingresados por Covid-19. Entonces, el número de hospitalizados era de 819.

Este 20 de octubre, los ingresos en los hospitales andaluces ascienden ya a 1.506, de los cuales 193 están en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), según los últimos datos anunciados por la Junta de Andalucía.

En líneas generales, este plan funcional contempla la adaptación de la gestión asistencial, para lo que se propone la definición de una reserva de camas de hospitalización, observación, unidades de recuperación postanestésica y UCI, con el fin de tener operativas la mayor cantidad de unidades disponibles, así como de respiradores.

También se prevé la adecuación progresiva de la actividad asistencial; la suspensión de todas las cirugías no oncológicas que necesiten UCI, reservando su disponibilidad para pacientes afectados por Covid-19; la disminución, aplazamiento o suspensión de la cirugía menor ambulatoria en función de la situación epidémica local, y el aplazamiento o suspensión de todas las consultas de revisión no oncológicas, así como de pruebas diagnósticas en pacientes no oncológicos.

Durante el pico máximo de la pandemia en Andalucía, el 31 de marzo de 2020, la comunidad registró 3.146 ingresos por Covid-19, de los cuales 438 eran en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). Andalucía aún está lejos de llegar de nuevo a este escenario, pero la situación por provincia es diferente y no se descarta activar el Plan 3.000 por territorios.

Por provincias, Granada es la que presenta la situación más crítica. La barrera aprobada por la Junta de Andalucía para activar medidas especiales son 344 hospitalizaciones, 52 de ellas en UCI. Actualmente, según los últimos datos anunciados por la Junta de Andalucía, la provincia granadina regista 283 hospitalizaciones, 36 en UCI

La segunda provincia con peores datos es Sevilla, que este lunes registró 426 hospitalizaciones y 51 en UCI. El límite en la provincia de Sevilla para activar el Plan 3.000 es de 664 hospitalizados, 100 de ellos en UCI. 

Hay dos provincias andaluzas que ya han superado la barrera acordada. Son Huelva y Jaén. Pero, a pesar de haber superado los límites, la Junta de Andalucía no considera necesario la activación de planes de contingencia específicos llegados a este escenario. 

En el caso de Huelva, el límite acordado es de 20 hospitalizaciones, 4 de ellas en UCI. Los datos actuales son más del doble. Este lunes se registraron 44 ingresos por Covid-19, 6 en UCI.

En Jaén, la situación es similar. No deberían superarse los 135 ingresos por Covid-19, 20 de ellas en UCI, y, sin embargo, ya hay 143 camas ocupadas por pacientes con Covid-19, 19 en UCI.

En el resto de provincias andaluzas la situación está más normalizada, dentro del contexto que supone esta pandemia. La Junta de Andalucía aprobó activar el Plan 3.000 en Almería cuando ésta alcanzase los 241 hospitalizados (36 en UCI). Actualmente los datos son de 55 ingresos (11 en UCI).

En Cádiz, el límite está en 404 camas ocupadas, 60 de ellas de UCI; y en Córdoba, 326 ingresos, 49 de UCI. Este miércoles los datos de hospitalizaciones en ambas provincias son de 143 (20 UCI) y 138 (18 UCI), respectivamente.

Por último, Málaga también están lejos de superar la barrera establecida para activar el Plan 3.000. Aquí el límite está en 868 hospitalizados, 124 en UCI. La situación actual es de 164 camas ocupadas por UCI, y 27 de ellas en UCI.

¿En qué consiste el Plan 3.000?

Este plan de contingencia prevé la adecuación progresiva de la actividad asistencial; la suspensión de todas las cirugías no oncológicas que necesiten UCI, reservando su disponibilidad para pacientes afectados por Covid-19; la disminución, aplazamiento o suspensión de la cirugía menor ambulatoria en función de la situación epidémica local, y el aplazamiento o suspensión de todas las consultas de revisión no oncológicas, así como de pruebas diagnósticas en pacientes no oncológicos.

Por su parte, se mantendrían todas las revisiones oncológicas, al igual que las consultas, pruebas diagnósticas y/o tratamientos de esta índole. De igual modo, se mantendrían las primeras visitas y pruebas de primer diagnóstico de patologías potencialmente graves y del seguimiento del embarazo, y se potenciarían las consultas en acto único.

Se mantendrían operativas las consultas y cirugías de urgencias y partos y la actividad relacionada con trasplantes, transfusiones o cualquier seguimiento de patologías que requiera soporte especializado.

Este Plan también contempla el mantenimiento de la actividad total de los servicios de EPES y Salud Responde. La gestión de las ambulancias privadas quedará bajo la coordinación de EPES.

En el caso de la Atención Primaria, se mantendría la actividad, incluida la relacionada con el calendario vacunal, con preferencia a los servicios de urgencias, los equipos móviles y los avisos domiciliarios. En este ámbito se potenciará la teleconsulta y la telemedicina.

El Plan contempla la posibilidad de retomar medidas tomadas para la evacuación de pacientes a otros hospitales privados o instalaciones habilitadas en los casos en los que la situación epidemiológica lo justifique. En este sentido, también se contempla el posible uso de instalaciones externas al hospital para atender a pacientes con sintomatología leve conforme se vayan dando de alta los hospitalizados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios