Diario de Sevilla En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Andalucía

La Junta desvela un acuerdo sobre Cárnicas Molina “oculto” en tres cajas fuertes

  • Elías Bendodo alude a "convenios privados" firmados por Gaspas Zarrías relacionados con las ayudas concedidas a Hamsa, la empresa cárnica de Jaén 

Elías Bendodo, en una intervención en el Parlamento andaluz. Elías Bendodo, en una intervención en el Parlamento andaluz.

Elías Bendodo, en una intervención en el Parlamento andaluz. / Efe

Nuevos datos sobre las ayudas de la Junta a Hamsa, conocida como Cárnicas Molina, y a las empresas que heredaron los restos de esta industria cárnica radicada Jaén. El consejero de Presidencia y portavoz del Gobierno, Elías Bendodo, desveló ayer la existencia de “tres cajas fuertes de un metro de altura” halladas en la sede de la agencia Idea.En su interior se han hallado documentos relacionados con los prestamos concedidos por el Gobierno socialista de Manuel Chaves a finales de los 90 y que, según el Ejecutivo de PP y Ciudadanos, constituyen el origen de las prácticas que resultaron en el fraude de los ERE.

Como explicó Bendodo, los documentos han sido ya trasladados al juzgado de instrucción número 6 de Sevilla, que investiga las piezas separadas del caso ERE y también este caso de presunta corrupción que comenzó a investigarse hace pocas semanas. Se trata de una pieza abierta por el juez de refuerzo José Ignacio Vilaplana donde están imputados Manuel Chaves, Gaspar Zarrías y varios altos cargos más. El magistrado inició las indagaciones poco después de hacerse pública la sentencia de la pieza política de los ERE y, desde entonces, la Junta ha venido sacando a la luz datos relacionados con el caso de corrupción.

Según Bendodo, no fue hasta la semana pasada cuando un funcionario de la Agencia Idea dio cuenta de la existencia de esta documentación, que incluye dos “convenios privados” firmados por Zarrías como vicepresidente de la Junta en diciembre de 1998. “Al final todo se acaba sabiendo”, dijo el consejero de Presidencia, que calificó de “escándalo” las revelaciones sobre estos documentos.

Lo llamativo es que el dato principal del convenio divulgado ayer por Bendodo está ya en conocimiento del juzgado, tal y como aparece en el escrito de la Fiscalía donde el Ministerio Fiscal pide la apertura de diligencias. Se trata del acuerdo “privado” que Gaspar Zarrías firma con el director general de Campofrío, para favorecer que la empresa cárnica se quede con las instalaciones de Hamsa y de empleo a sus ex trabajadores. Dicho documento, aunque se menciona, no estaba en poder del juzgado hasta que el Gobierno andaluz lo ha remitido esta semana.

El convenio recoge que, por el compromiso de crear 300 puestos de trabajo, la Junta se comprometía a ayudar a la empresa con 417 millones de pesetas, pero también a prestar otras dos subvenciones anuales de unos 314 millones de euros. Todo ello a través del Instituto de Fomento de Andalucía (IFA), entidad que acabó convertida en la actual agencia Idea.

Lo llamativo es que la Administración regional, según el convenio firmado por Zarrías, asegura a Campofrío, que acabó quedándose con Hamsa, que no reclamará las ayudas concedidas previamente a la empresa cárnica. Este matiz sirvió para evitar que la Junta reclamase el dinero concedido a la empresa matriz para permitir su subsistencia en los años previos. En 1997, otra compañía del sector denunció ante la Comisión Europea a Hamsa por competencia desleal por estas subvenciones y, finalmente, Bruselas acabó declarando irregulares estas ayudas según las normas del mercado común de la UE.

Como ha recordó Bendodo, Zarrías, acompañado de Manuel Chaves, entonces presidente de la Junta, se reunieron poco más de dos semanas después de la firma del convenio, en enero de 1999 con los ex trabajadores de Hamsa “para explicarles las ayudas”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios