Andalucía

Moreno insiste en pedir "cautela" durante un puente "decisivo"

  • El presidente avisa de que "lo que hagamos" ahora determinará el signo de las nuevas medidas

  • Los ingresados sigue bajando

Juanma Moreno Juanma Moreno

Juanma Moreno / María José López/EP

Las administraciones caminan desde el comienzo de la pandemia sobre un fino y frágil alambre. El ejercicio de funambulismo, ya conocido por todos, consiste en que el necesario cuidado de la salud de la población no merme hasta la asfixia el sector productivo. La restricción del movimiento y de los hábitos sociales hace disminuir los indicadores de la pandemia pero congela al mismo tiempo la marcha de la economía. De igual modo, pero al revés, la flexibilización de la movilidad favorece el consumo y la dinámica productiva pero termina, en ultimísima instancia, en un número de muertes inasumible para cualquier sociedad.

Los gobernantes de todos los países han estado practicando, durante estos meses de pandemia, este equilibrismo a base de aperturas y cerraduras de los grifos, que es la metáfora predilecta del presidente de la Junta, Juanma Moreno. Los datos epidemiológicos y clínicos son los que lo han dictado. En este momento, con cifras aún abultadas pero en una tendencia notablemente a la baja, Moreno pide prudencia para el puente festivo que comenzó el viernes y concluye el martes. El motivo al que alude el presidente andaluz recoge la dualidad: salvar vidas y salvar la Navidad.

"Lo que hagamos ahora puede ser decisivo para las medidas que tengamos que tomar", avisó Moreno para reclamar "máxima prudencia" durante el puente. "Limitemos los contactos, usemos la mascarilla y actuemos siempre con cautela, porque están en juego muchas vidas y la Navidad", dijo Moreno en un mensaje publicado en una red social que recogió Europa Press en una nota.

Los datos son alentadores, pero los técnicos y los dirigentes temen que el puente eche por tierra el esfuerzo realizado durante el nuevo periodo de restricciones que dio comienzo a finales de octubre. El número de hospitalizados en Andalucía diminuyó en 114 personas en las últimas 24 horas, situándose en 1.707, mientras en la Unidad de Cuidados Intensivos la cifra se ha reducido en 16, hasta los 365 pacientes, según los datos ofrecidos por la Junta.

Esas cifras, traducidas a los indicadores clínicos, sitúa en un 10,21% la ocupación camas convencionales en los hospitales andaluces, un guarismo que está ligeramente por encima del 10,13% a nivel nacional. La ocupación de las UCI en Andalucía es del 22,02%, mientras que en España es del 24,64%.

El próximo día 10 el presidente se reunirá el Comité Asesor de Alertas de Salud Pública de Alto Impacto, conocido como comité de expertos, con el objetivo de evaluar la situación sanitaria y valorar la adopción de nuevas medidas. Estas nuevas políticas se implantarán finalmente a partir del sábado 12, dos días después a lo inicialmente previsto.

La Junta planea anunciar entonces una parte de las restricciones que serán levantadas en los días más señalados de la Navidad y, además, las medidas que estarán vigentes en las próximas dos semanas. La idea será abrir el grifo. Así lo ha anunciado ya Moreno, que ha adelantado que los horarios de comercios y hostelería serán ampliados. Siempre que los datos epidemiológicos y clínicos lo permitan, siempre que durante el puente haya cautela.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios