Andalucía

Nueva alerta por listeriosis de la carne mechada 'Sabores de Paterna'

Carne mechada de Sabores de Paterna Carne mechada de Sabores de Paterna

Carne mechada de Sabores de Paterna / M.G.

La Junta de Andalucía ha establecido a las 12:58 de este viernes una nueva alerta sanitaria por la carne mechada de la marca Sabores de Paterna que ha comunicado a la Agencia Española de Seguridad Alimentaria.

El consejero de Salud decreta la alerta sanitaria.

La carne de la empresa gaditana, ubicada en Paterna de Rivera, ha dado positivo en Listeria monocytogenes. Se ha suspendido la producción y se ha inmovilizado todo el producto contaminado. Distribuía su género en Cádiz, Sevilla, Huelva, Málaga y Madrid.

El último enfermo registrado en Cádiz es del 16 de agosto, y había consumido carne mechada de la marca La Mechá, producida por la compañía sevillana Magrudis

La Consejería de Salud y Familias está investigando si Sabores de Paterna y Magrudis compartían algún proveedor. Jesús Aguirre, titular del ramo, asegura que no hay ningún nuevo caso detectado por listeria.

El 19 de agosto ingresó en un hospital de Móstoles un niño de 14 años con un cuadro de diarrea. Aseguró que había comido carne mechada en la provincia de Cádiz, pero de la marca Sabores de Paterna. El enfermo no dio positivo el listeria, pero sí algunas muestras tomadas de Paterna.

El propietario de la compañía gaditana ha pedido un análisis independiente por listeriosis. Dice "no creerse" lo que está ocurriendo y pide "ver los resultados de la Junta".

Desde el inicio del brote

La alerta sanitaria lanzada el 15 de agosto por la carne mechada contaminada con listeria de la marca La Mechá ha ocasionado 206 casos confirmados de enfermos de listeriosis. Además, siete mujeres han abortado -seis en Andalucía y uno en Madrid- después de haber consumido carne mechada. Aún hay 40 pacientes hospitalizados, 14 de ellas son embarazadas.

La Junta ha lanzado un "plan pionero" para prevenir que las gestantes que hayan podido consumir productos en riesgo desarrollen la enfermedad. Los médicos contactan una a una con las pacientes encinta, las entrevistan para asegurarse de que no han comido ningún alimento contaminado y, en caso de existir alguna duda, se las trata con antibióticos (amoxicilina de 1 gramo), durante siete días, aunque no hayan manifestado ningún síntoma.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios