Andalucía

PP y Ciudadanos recuperan casi la mitad del pacto de investidura de Susana Díaz

  • El ámbito económico es donde hay más coincidencias entre ambos acuerdos pero hay una brecha importante en sanidad y educación

Susana Díaz, en el salón de plenos del Parlamento. Susana Díaz, en el salón de plenos del Parlamento.

Susana Díaz, en el salón de plenos del Parlamento. / Manuel Gómez

Comentarios 2

Aseguran desde Ciudadanos que, con el final de la pasada legislatura, el pacto que firmaron con el PSOE para investir a Susana Díaz en 2015 dejó de tener validez. La afirmación es lógica. Las elecciones del 2 de diciembre fueron el resultado directo de la ruptura de aquel acuerdo que ahora, en teoría, es sólo papel mojado. En la práctica no es así. Casi la mitad de las medidas incluidas en aquel acuerdo se han trasladado al pacto programático firmado por PP y Ciudadanos el día de Navidad.

De los 70 puntos que componían el documento que permitió a Susana Díaz seguir gobernando hace tres años y medio, 31 siguen vivas en el acuerdo pergeñado por los equipos de Elías Bendodo y Marta Bosquet, responsables de la negociación por parte de PP y Ciudadanos, respectivamente.

Esto significa que el 44% de las políticas que Juanma Moreno y Juan Marín quieren llevar a cabo en los próximos años ya estaban, al menos sobre el papel, en las prioridades del Gobierno socialista que saldrá del Palacio de San Telmo si PP y Ciudadanos son capaces de hacer confluir su acuerdo programático con las 19 medidas que exige Vox para apoyar a Juanma Moreno y propiciar el cambio de color en la Junta.

De la comparación de ambos acuerdos se pueden sacar varias conclusiones. La primera es que, aproximadamente, cuatro de cada diez compromisos alcanzados por PSOE y Ciudadanos en 2015 no se han hecho realidad. Entre las 31 medidas recuperadas en el pacto de populares y naranjas, destaca especialmente aquella que provocó la ruptura del, hasta entonces, apacible acuerdo que ha permitido a Susana Díaz gobernar los últimos años con el control del Parlamento.

Coincidencia en políticas de regeneración

La eliminación de los aforamientos a nivel autonómico es el punto tercero del acuerdo rubricado hace un par de semanas por PP y Ciudadanos, pero también es una de las 35 medidas del apartado de regeneración democrática del pacto que firmaron socialistas y naranjas hace tres años y medio. Hay otras 15 propuestas en esta materia que se retoman en el nuevo documento.

Entre dichas iniciativas están la reforma de la Ley Electoral andaluza, la limitación de los mandatos de los presidentes de la Junta y la decisión de apartar a cualquier cargo que resulte imputado en un caso de corrupción. También está la oficina antifraude que María Jesús Montero dejó casi lista antes de cambiar la cartera de consejera por la de ministra de Hacienda.

Lo mismo le ocurre a la reforma de la Cámara de Cuentas o al fomento de la transparencia en la Administración pero PP y Ciudadanos se dejan en el tintero casi todas las propuestas relacionadas con la vida orgánica de los partidos, como la celebración de primarias o la publicación de bienes. Sin embargo, el porcentaje de coincidencia es importante: el 45% de las medidas de regeneración política de socialistas y naranjas estarán entre las prioridades del gobierno del cambio.

Política económica: 48% de coincidencia

Llama la atención que ese porcentaje crezca en el apartado económico, pues se supone que es el apartado donde las diferencias son mayores. PSOE y Ciudadanos acordaron en 2015 bajar el IRPF. PP y Ciudadanos han hecho lo propio tres años y medio después, pero su intención es reducir la presión fiscal más aún. El 47% de las políticas económicas de aquel pacto están en el documento rubricado por populares y naranjas el día de Navidad.

Las coincidencias se repiten en el apoyo a los emprendedores y autónomos, en la necesidad de reforzar la Formación Profesional y en reducir el número de trámites necesarios para crear empresas. El nivel de similitud es tal que socialistas y naranjas incluyeron una ley de Agricultura y un plan de agroindustria, medidas en defensa del mundo rural como las que PP y Ciudadanos incluyen en su pacto y que incluso Vox ha situado como una de sus exigencias para apoyar la candidatura de Juanma Moreno.

El documento elaborado por los equipos de Bendodo y Bosquet es más amplio que el que, en su día rubricaban Juan Cornejo, secretario de Organización del PSOE, y Manuel Buzón como representante de Ciudadanos, pero éste último es más concreto en el impulso de leyes y planes. Esa diferencia puede explicar que la sección con menos coincidencia entre ambos textos esté en el apartado dedicado a sanidad, educación y políticas sociales.

Diferencias en sanidad y educación

Sólo siete de las 18 medidas pactadas en 2015 para el Gobierno de Susana Díaz –el 38%– se han recuperado en el acuerdo de PP y Ciudadanos. Son, principalmente, el refuerzo del sector educativo, la apuesta por el bilingüismo, la reducción de las listas de espera sanitarias y la extensión del cribado del cáncer de colon.

Las medidas sobre investigación sanitaria del pacto de socialistas y naranjas, muy específicas, no aparecen en el acuerdo programático que se aplicará en los próximos años si no se malogran las negociaciones para hacer presidente a Juanma Moreno. Lo mismo le ocurre a la política de dependencia –que sí está en el nuevo documento– y a determinadas iniciativas en educación, donde existen diferencias ideológicas marcadas entre PP y PSOE.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios