Andalucía

PSOE y PP desembarcan en La Línea al rebufo del acuerdo entre Díaz y Zoido

  • Ambos partidos se afanan tras la reunión del ministro del Interior y la presidenta de la Junta en exhibir su interés por el Campo de Gibraltar

Juanma Moreno, ayer durante su visita a La Línea. Juanma Moreno, ayer durante su visita a La Línea.

Juanma Moreno, ayer durante su visita a La Línea. / jorge del águila

La Línea de la Concepción remata de forma muy destacada desde hace unas semanas el fronstispicio de las agendas de los dirigentes políticos. Las de 2018. Porque aunque el problema viene muy de lejos no ha sido hasta los primeros meses de este año cuando ha eclosionado -llegando el eco a los principales despachos de las sedes de los partidos y de las instituciones- la grave situación que padece esta ciudad y por extensión toda la comarca del Campo de Gibraltar debido al narcotráfico.

De pronto, La Línea resalta en el mapa. Y los desplazamientos hasta allí de los políticos se cuentan a pares. Incluso por partida triple. El argumento base de estas visitas es conocer a pie de calle y de boca de sus protagonistas más afectados -los propios ciudadanos y quienes los representan, las autoridades locales- qué está pasando en La Línea.

El desembarco de ayer tuvo actores principales. A nivel nacional y autonómico. Por una parte, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, celebró una asamblea abierta con militantes en la localidad. El PP andaluz no se quedó atrás y envió a su presidente, Juanma Moreno, que estuvo acompañado por Antonio Sanz -delegado del Gobierno en Andalucía- en calidad de presidente provincial del partido.

Causalidad o no, el caso es que estas visitas se hicieron veinticuatro horas después de que la presidenta de la Junta, Susana Díaz, y el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, sintonizaran bastante mejor de como lo habían hecho hasta el lunes y convinieran en acordar que ambos gobiernos deben multiplicar los esfuerzos para el restablecimiento de la autoridad en el Campo de Gibraltar. Díaz y Zoido celebraron la tarde del lunes una reunión en el Palacio de San Telmo en la que acordaron que el Ministerio del Interior reforzará las plantillas de las Fuerzas de Seguridad del Estado y prohibirá el uso de las narcolanchas, mientras que el Ejecutivo autonómico impulsará un plan social con ayudas a la formación y la cooperación transfronteriza para captar fondos europeos.

Al rebufo de esta cita institucional, muy reivindicada asimismo desde tiempo atrás por la mayoría de los colectivos sociales de la comarca, socialistas y populares reaccionaron y convirtieron ayer La Línea en el epicentro de sus desvelos como dirigentes políticos.

Y así, el presidente del PP andaluz, Juanma Moreno, en modo campaña, no quiso perder comba y optó por comprometerse a reactivar la Oficina Andaluza Antidroga cuando sea presidente de la Junta de Andalucía. El líder de los populares andaluces, que se reunió con la Coordinadora Antidroga de La Línea, recordó que la Oficina Andaluza Antidroga se creó "hace 25 años" para que la Junta pudiera personarse en todos los casos de narcotráfico "de interés general" y perseguir esos delitos con los medios jurídicos y materiales de que dispone, pero "ha desaparecido", criticó.

Moreno también denunció que, aunque "esa oficina que fue anunciada hace 25 años, prácticamente no tiene actuaciones que conozcamos" y ve en ella otra "iniciativa positiva que no se materializa y queda en papel mojado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios