Andalucía

El Parlamento andaluz rechaza la retirada del teléfono de la violencia intrafamiliar

La parlamentaria del PSOE-A, Mercedes Gámez, durante su intervención en el Parlamento.

La parlamentaria del PSOE-A, Mercedes Gámez, durante su intervención en el Parlamento. / J. Corchero / EP

El Pleno del Parlamento ha rechazado este jueves una iniciativa en la que el PSOE solicitaba al Gobierno andaluz la retirada del teléfono de ayuda a la violencia intrafamiliar, un instrumento que los socialistas consideran que además de su "demostrada innecesariedad y escaso uso" solo obedece a "comprar el discurso" a Vox.

Esta petición, que ha sido rechazada con los votos del PP y Vox, formaba parte de una proposición no de ley relativa a la defensa de los derechos conquistados por los andaluces para el avance social basado en la igualdad entre mujeres y hombres, defendida por la diputada socialista Mercedes Gámez.

Gámez justificó la presentación de esta iniciativa en que la autonomía andaluza "no puede permitir que se elimine de un plumazo" lo conquistado hace tantos años, y que los discursos de odio son los del "negacionismo", que comenzó en las redes sociales, siguió en los medios y de ahí a las instituciones "para acabar con los derechos alcanzados".

"Estos discursos han comenzado a abrirse paso entre partidos políticos que se autodenominan democráticos y que ostentan responsabilidades de gobierno en distintos puntos de nuestro país", ha señalado.

La iniciativa recogía una serie de peticiones de derogaciones por parte del Gobierno autonómico, entre ellas la del teléfono de información intrafamiliar que, según la parlamentaria socialista, solo sirve para que las llamadas se "desvíen" hacia los teléfonos ya existentes y que recibe apenas 600 llamadas a lo largo del año.

Gámez considera que al mantener este teléfono, al PP "se le cae la careta" porque se demuestra que no solo han comprado el instrumento "sino todo el discurso".

La respuesta le llegó por boca de la diputada del PP María José de Alba, quien ha preguntado a los socialistas si son los más apropiados para dar ejemplo en materia de pactos, y ha añadido que no es cierto que el Gobierno hable de violencia intrafamiliar y la prueba es la apuesta en las medidas contra la violencia machista.

PP y Vox votaron también en contra de la petición de que el Parlamento rechazara los pactos y acuerdos entre ambos partidos que contengan alusiones a la negación o minusvaloración de la lacra de la violencia machista, así como los pactos que incluyan a maltratadores machistas entre los cargos a designar o entre los negociadores.

El Parlamento sí aprobó instar al Gobierno andaluz a la ejecución efectiva de todas las medidas contenidas en las leyes en materia de igualdad vigentes en Andalucía, con su efectivo desarrollo tanto de instrumentos como de políticas contenidas en las mismas y su dotación presupuestaria para llevar a efecto sus fines.

También se insta al Consejo de Gobierno a la ejecución de los fondos del Pacto de Estado enviados a Andalucía por el Gobierno de España, así como a la aportación mediante fondos propios, en la misma cuantía, para su destino a políticas en materia de prevención, formación y protección frente a la violencia de género.

Además, el Parlamento de Andalucía insta al Consejo de Gobierno a la elaboración de un Protocolo integral para la prevención y actuación rápida frente a actuaciones de sumisión química y similares para mayor seguridad en las fiestas, ferias y verbenas de las localidades andaluzas y para una mayor seguridad en los lugares de ocio para las mujeres.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios