Elecciones andaluzas

Rivera rompe con Susana Díaz

  • Ciudadanos ha roto de modo definitivo su alianza con el PSOE en Andalucía. El líder de los naranjas, Albert Rivera, ha tomado esta decisión en una reunión de su dirección nacional.

Comentarios 6

Ciudadanos ha roto de modo definitivo su alianza con el PSOE en Andalucía. El líder de los naranjas, Albert Rivera, ha tomado esta decisión en una reunión de su dirección nacional celebrada este viernes en Málaga. De este modo, Rivera suelta el lastre de su compromiso con la presidenta Susana Díaz y encara una larga campaña electoral que comenzará por Andalucía. La minoría en la que ahora queda el PSOE andaluz en el Parlamento, y la imposibilidad de sacar adelante los Presupuestos de 2019, aboca a un adelanto electoral en la comunidad. Ciudadanos desea aprovechar la cita andaluza para intentar superar al PP, ahora que el gran partido conservador sale tocado de sus elecciones primarias. Así hay que entender esta ruptura, que se debe, en parte, a un desacuerdo andaluz, pero en especial a una necesidad electoral de Ciudadanos. El otoño caliente en Cataluña beneficia las aspiraciones de los naranjas en el sur, de ahí que no sólo Juan Marín, el candidato a la Junta, vaya a volcarse en estas elecciones. Contará con el apoyo máximo de Rivera y de Inés Arrimadas.

Susana Díaz "tiene miedo"

Juan Marín ha sostenido, al término de esta reunión, que quien busca unas elecciones anticipadas es Susana Díaz, debido al calendario judicial. "Quien tiene miedo a las urnas y a la Justicia es Susana Díaz", ha añadido. Para Ciudadanos, la presidenta buscar convocar los comicios antes de que se conozca la sentencia de los ERE y de que se constituya la comisión de investigación de la Faffe en el Parlamento andaluz. “El PSOE no ha incumplido con Ciudadanos, ha incumplido una vez más con Andalucía, se comprometieron a hacer limpieza en una comunidad autónoma azotada en 37 años de gobiernos socialistas por la corrupción”, ha indicado. La decisión se ha tomado por unanimidad.

El secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, y el presidente y portavoz del partido en el Parlamento andaluz, Juan Marín El secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, y el presidente y portavoz del partido en el Parlamento andaluz, Juan Marín

El secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, y el presidente y portavoz del partido en el Parlamento andaluz, Juan Marín

La dirección nacional ha escuchado el balance de Juan Marín sobre los incumplimientos del pacto de investidura de Susana Díaz. Aunque los naranjas han conseguido tres descensos de impuestos y la aprobación de algunas leyes, el PSOE se ha atascado en su compromiso de regeneración. Los parlamentarios seguirán estando aforados en el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía y no habrá limitación de mandatos en el Gobierno de la Junta. Ciudadanos tampoco ha conseguido poner en marcha la oficina contra el fraude.

“Me he visto en la obligación de trasladarles que el PSOE ha expresado ninguna voluntad de diálogo ni de plantear un calendario (…) Evidentemente, sólo me quedaba plantear una situación que no queríamos, pero el PSOE ha roto el acuerdo por incumplimiento”, indicó Marín.

La ruptura ya se conoció el martes pasado, cuando los socialistas se negaron a tramitar ahora la supresión de los aforamientos. Albert Rivera y Marín dieron unos días de plazo a Susana Díaz, pero la negativa estaba decidida. Esto, y el buen clima que siempre ha presidido la alianza entre los socios, es lo que lleva a la oposición andaluza a calificar de “teatrillo” la ruptura. Ambos partidos están interesados en un adelanto electoral.

La causa del final ha sido la supresión de los aforamientos de los parlamentarios autonómicos. Este era uno de los puntos del acuerdo de investidura, dentro del apartado dedicado a regeneración democrática y que, incluía, además la limitación de los mandatos de los presidentes de la Junta. La razón que ha dado el PSOE es que quedan menos de seis meses para las elecciones autonómicas, y no hay tiempo para una modificación que conlleva una reforma del Estatuto de autonomía y un posterior referéndum. Lo cierto es que el propio Juan Marín tampoco confiaba mucho en que esta medida saliese adelante a estas alturas. Antes de que la subrayase como una línea roja, el líder de Ciudadanos había reclamado otra rebaja del tramo autonómico del IRPF.

Acuerdo de 2015

El PSOE y Ciudadanos firmaron un pacto de investidura en junio de 2015 para hacer presidenta a Susana Díaz, que había encontrado serios obstáculos para conseguir el apoyo de Podemos. De hecho, no ha habido acuerdos con los morados en esta legislatura. Ambos partidos rubricaron tres documentos, sobre regeneración democrática, economía y educación. Este primer acuerdo le ha servido de hilo conductor para toda la legislatura, aunque los pactos sobre los Presupuestos nunca estuvieron recogidos en el documento. Susana Díaz ganó las elecciones de marzo de 2015, pero tuvo que esperar hasta junio para que fraguase la alianza que la hizo presidenta y con el que inició su segundo mandato.

El fin del acuerdo parlamentario deja al PSOE con un Gobierno en minoría en un Parlamento donde la oposición es mayoritaria. Susana Díaz se ha apoyado durante estos tres años en Ciudadanos, con quienes ha aprobado tres Presupuestos y ha sacado adelante bastantes leyes. Como fecha tope, las elecciones andaluzas habría que convocarlas en marzo de 2019, Díaz podría prorrogar los actuales Presupuestos hasta que hubiese un nuevo Gobierno salido de las urnas, pero todo indica que esta debilidad se traducirá en lo que ella llama “inestabilidad”, la causa argumentada para adelantar las elecciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios