Andalucía

Salud no reclamará el reintegro del gasto en complementos a altos cargos

  • Marina Álvarez defiende que los pluses a directivos que la Cámara de Cuentas considera irregulares son "inherentes a los profesionales" l PP y Podemos critican la decisión de la Junta.

La doctora Marina Álvarez, en la sede de la Consejería de Salud. La doctora Marina Álvarez, en la sede de la Consejería de Salud.

La doctora Marina Álvarez, en la sede de la Consejería de Salud. / fotos: víctor rodríguez

Comentarios 5

La Consejería de Salud no está por la labor de pedir los reintegros del dinero que, según la Cámara de Cuentas, gastó indebidamente en 2013 en complementos a directivos de los distintos organismos que integran el sistema sanitario público andaluz. Concretamente, el ente fiscalizador reclama la devolución de una cantidad superior a los dos millones de euros correspondientes a retribuciones pactadas fuera de convenio.

El argumento esgrimido por la titular de Salud, Marina Álvarez, es que estos pluses son legales. "Existe una disparidad de criterios entre lo que valora la Intervención General de la Junta y la Cámara de Cuentas", reconoció la consejera, que defendió que los complementos puestos en solfa por el ente fiscalizador son "inherentes" a los 109 cargos altos e intermedios que los cobraron. "Son su desarrollo profesional y no deben influir en su tope retributivo", añadió Álvarez.

Las tesis de la Cámara de Cuentas chocan con el argumento de la Junta. Entienden que estos ingresos extra exceden el salario máximo fijado para los cargos ejecutivos en 2013 del Servicio Andaluz de Salud, el departamento que entonces lideraba María José Sánchez Rubio y las agencias públicas empresariales asociadas al sistema sanitario.

En los servicios centrales del SAS fueron dos los beneficiarios de 34.126,84 euros, mientras que en los cinco hospitales seleccionados -Reina Sofía de Córdoba, Virgen de las Nieves de Granada, Regional de Málaga y Virgen Macarena y Virgen del Rocío de Sevilla- fueron ocho los efectivos que cobraron 40.734,52 euros de forma irregular, según la Cámara de Cuentas. En la propia consejería, dos altos cargos se repartieron 28,784,44 euros y en las mencionadas agencias públicas hubo cuatro directivos y 93 cargos intermedios quienes recibieron 2.028.598,58 euros que no deberían haber llegado a sus bolsillos, según el ente fiscalizador.

Las explicaciones de la Junta no contentaron a la oposición, que aprovechó el informe de la Cámara de Cuentas para cargar contra la gestión de la Consejería de Salud. La portavoz parlamentaria del PP, Carmen Crespo, recordó este jueves que su partido preguntó por "los pluses a los directivos de la sanidad andaluza" en la última sesión de control al Gobierno en la Cámara. "Y Susana Díaz dio la callada por respuesta porque sabía que iba a salir este informe", aseguró la dirigente popular en una visita al Hospital Comarcal de Motril. Para Crespo es urgente que Álvarez explique "si estamos ante un nuevo agujero en la sanidad andaluza provocado por pagos opacos".

La titular de Salud cree que los complementos no chocan con el tope salarial de los cargos

Podemos coincidió con el PP sobre la necesidad de que la Junta dé explicaciones al respecto. Concretamente, el portavoz sanitario de la formación morada, Juan Antonio Gil, anunció este jueves que pedirá la comparecencia de la titular de Salud, pero también aspira a que de explicaciones María Jesús Montero, consejera de Hacienda. Sin embargo, la mayor urgencia para Gil es que la Junta "se ponga a recuperar el dinero derrochado fruto del descontrol de la política de productividades de altos cargos", puesto que es una medida "que no mejora la calidad asistencial y nada transparente". Por ese motivo instó a la Cámara de Cuentas a que continúe con su labor de fiscalización y la extienda hasta la actualidad. El sindicato de enfermería Satse pretende reunirse con los grupos parlamentarios para abordar el asunto y "si es necesario, que se depuren responsabilidades entre los culpables de estas irregularidades".

Los socialistas rechazan las críticas del resto de fuerzas políticas y recuerdan que la gestión de los recursos humanos del sector sanitario público está fiscalizada por la Intervención General de la Junta. "Hay una divergencia de criterio, pero los sueldos de los altos cargos están absolutamente fiscalizados", garantizó Beatriz Rubiño, miembro de la renovada Ejecutiva del PSOE-A. "Se está a tiempo de devolver el dinero si se demuestra que se ha cobrado de manera indebida", dijo Rubiño, en contra de la voluntad mostrada este jueves por la consejera de Salud.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios