Juicio de los ERE

Viera y Fernández "succionaron el alma del IFA"

  • El ex secretario general del IFA dice que con la llegada de los ex consejeros la agencia “perdió” el valor y la respetabilidad que tenía.

Oyonarte, durante su declaración. Oyonarte, durante su declaración.

Oyonarte, durante su declaración. / EFE

Comentarios 2

El que fuera secretario general del IFA entre los años 2003 y 2004 Francisco José Oyonarte ha asegurado este miércoles en el juicio por el denominado “procedimiento específico” de los ERE que los ex consejeros de Empleo José Antonio Viera y Antonio Fernández le “succionaron el alma” al Instituto de Fomento de Andalucía, porque esta entidad había sido una entidad “respetabilísima” y que “tanto ha hecho por Andalucía”, pero con la llegada de ambos pasa a estar “a las órdenes del consejero de turno y pierde ese cometido importante” que para el testigo había desempeñado con anterioridad.

El testigo, que ha seguido respondiendo a las preguntas de las defensas, ha señalado que los consejeros Viera y Fernández “no querían que nada saliera del ámbito de la Consejería de Empleo” y desde la entrada de este último le “succionan el alma” y el IFA “perdió su valor”.

Por el contrario, el testigo ha mostrado su “absoluto respeto” a las personas que ocuparon el cargo de directores de IDEA, como Francisco Mencía –ya fallecido-, Miguel Ángel Serrano Aguilar, Jacinto Cañete y Antonio Valverde, de los que ha destacado que eran personas “profesionales y honorables” y ha añadido que de haber imaginado que se había producido la más mínima irregularidad en relación con el pago de las ayudas habrían adoptado medidas.

El testigo ha dicho que Francisco Mencía era una persona de una competencia profesional “admirable”, que elaboró un plan director para el IFA que llevó al consejo de dirección de la consejería y que pretendía “devolverle la autonomía y profesionalidad” al Instituto, pero no salió adelante y a su regreso a la agencia Mencía “vino en tales condiciones de salud que tuvo que acudir a un centro médico”. Según Oyonarte, Mencía “perdió la confianza“ de Viera y Fernández fundamentalmente desde que presentó ese plan director.

El testigo ha reiterado, de otro lado, que en la agencia no se conocía “absolutamente nada de los expedientes” de las ayudas que otorgaba la Consejería de Empleo y pagaba el IFA a través de las transferencias de financiación que recibía, porque “nunca vio un solo expediente” y cuando se pidieron “no los mandaron”. A su juicio, el director del IFA “no tenía más remedio que pagar, porque recibía una orden” y el “único cometido” era materializar ese pago.

Además, ha dicho que tuvieron que recurrir a la contratación de despachos externos ante la “envergadura colosal” de algunos de los conflictos “históricos no sólo en Andalucía sino en España” planteados con ayudas como la de Hijos de Andrés Molina (Hamsa) o Santana Motor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios