Andalucía

Ajuste de datos en Andalucía: ¿Cuándo se produjo en realidad el pico de muertes por coronavirus?

  • El Instituto de Estadística y Cartografía actualiza con su fecha real los datos de contagios y decesos, que no siempre coincide con los que se remite cada día al Ministerio

Una profesional sanitaria en los alrededores del Hospital Virgen Macarena de Sevilla Una profesional sanitaria en los alrededores del Hospital Virgen Macarena de Sevilla

Una profesional sanitaria en los alrededores del Hospital Virgen Macarena de Sevilla / Juan Carlos Muñoz

El pasado 26 de marzo fallecieron en Andalucía 79 personas. Fue el día con más muertes desde que estalló la pandemia de coronavirus en la comunidad, es decir, el pico de la curva de decesos. Ese mismo día, la Junta notificó 21 fallecidos y esos son los que aparecen en las estadísticas del Ministerio de Sanidad que, cada día, desgrana Fernando Simón desde La Moncloa. No fue hasta el 8 de abril, casi dos semanas después, cuando la Consejería de Salud y Familias registró el pico, con 77 decesos.

Este desfase no supone un error en los datos, sino una actualización. Ambos datos son oficiales y, de hecho, el total de fallecidos que cada día actualiza el ministerio es el mismo. Las modificaciones se producen porque el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA) corrige los números y sitúa los fallecimientos y contagios en el día real que se produjeron y no en la jornada en la que se notificaron a la Administración central. Fuentes el Ejecutivo andaluz explicaron que estos cambios responden a que los datos están “vivos”, ya sea por errores en la detección o por retrasos en el envío de datos.

Un ejemplo de esta corrección continua es lo que ocurrió con la cifra de fallecidos del domingo 17 de mayo. Los tres decesos comunicados al mando único no se produjeron en el periodo que va dese las 20:00 del viernes 15 a las 20:00 del sábado 16. Según las tablas del IECA, dependiente de la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, los tres fallecimientos se produjeron realmente en los días 7 y 10 de mayo y el 4 de abril. Lo habitual es que los datos que se notifican cada día correspondan en gran parte a la jornada previa, pero muchos recogen información de la semana previa.

Pico de muertes y contagios de la pandemia en Andalucía Pico de muertes y contagios de la pandemia en Andalucía

Pico de muertes y contagios de la pandemia en Andalucía / Dpto. de Infografía / Juan Díaz Mochón

Este defase permite ahora saber que el pico de muertes en Andalucía se produjo el 26 de marzo y fue más elevado de lo inicialmente observado. Además, fue más escarpado y tanto el ascenso hasta el máximo número de muertes diarias se produjo en 22 días y no en 27.

De hecho, la primera muerte fue el 4 de marzo, no el 12, lo que hace pensar que el virus circulaba por Andalucía, como mínimo, desde mediados de febrero, ya que el coronavirus tarda entre dos y ocho semanas en provocar la muerte. Esto significa que cuando se declaró el estado de alarma había 35 muertos, diez veces más fallecidos de los notificados, que eran tres.

Esta situación se repite con la notificación de los casos positivos por PCR, que sirven al mando único para determinar cómo está la situación de la pandemia. El desfase en el pico de nuevos contagios es menor, ya que, según la actualización del IECA el día con más infecciones fue el 30 de marzo, con 765 contagios, mientras que al Ministerio de Sanidad se notificó el 31 de marzo, con 722.

La consecuencia de este retraso en el registro de los nuevos casos y de fallecimientos es que los datos que se publican cada día no corresponden con la evolución real de la pandemia en Andalucía. A fecha de hoy, en las estadísticas del IECA sólo se cuentan 19 decesos en mayo, mientras que la información remitida a la Administración central se han notificado 151 fallecimientos.

Aunque la evolución del brote en la región es positiva y el número de muertos diarios es cada vez menor, es más que probable que el número real de víctimas mortales aumente en los próximos días con decesos que se produjeron en las últimas semanas y no quedaron reflejados en las estadísticas.

Este desfase es más problemático en la detección de nuevos casos, ya que son uno de los parámetros a tener en cuenta en la desescalada. En los últimos 14 días –periodo máximo de incubación del SARS-CoV-2– se han notificado 294, pero los que aparecen en el IECA son 269. El cambio en la actualización de datos puesto en marcha ayer por el Sanidad podría ayudar a solucionar este leve retraso, algo primordial en la detección precoz de posibles nuevos brotes derivados del levantamiento de restricciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios