Andalucía

Bendodo: "Decir no al presupuesto es obligar a que muchos comerciantes echen la persiana"

Elías Bendodo. Elías Bendodo.

Elías Bendodo. / José Manuel Vidal · Efe

El consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo, ha advertido este sábado de que decir no a los presupuestos de la Junta de Andalucía para 2021 es "obligar a que muchos comerciantes echen la persiana".

Además, ha afirmado que "nadie entendería que se apoye el Presupuesto General del Estado con el apoyo de Bildu y no el de la Junta de Andalucía", en alusión al PSOE.

Elías Bendodo, que ha visitado el nuevo Hospital de Alta Resolución de Estepona (Málaga), ha pedido tanto a Vox, socio parlamentario del Gobierno andaluz, como al conjunto de los grupos políticos que hagan una reflexión al respecto porque "se trata de un presupuesto excepcional en una situación excepcional".

Tras reclamar "sensatez", ha asegurado que "nadie entendería" que Andalucía no cuente con un presupuesto para el próximo año, unas cuentas que suponen "una herramienta contra la covid-19 desde el punto de vista sanitario, económico y social".

Así, tras insistir en que el Presupuesto de la Junta para 2021 es un "presupuesto récord" en inversiones en infraestructuras sanitarias, con más de 11.500 millones en la Consejería de Salud y también incremento en las políticas educativas y de dependencia, Bendodo ha afirmado que estas cuentas "no merecen ningún voto en contra", sino que deberían ser aprobadas por la unanimidad de la Cámara andaluza.

La devolución del presupuesto de la Junta para 2021 supondría "decir no al aumento en sanidad, educación y servicios sociales; decir no al plan de rescate de autónomos, pymes, comercios e industria; y obligar a que muchos comerciantes tuvieran que echar la persiana".

Respecto al citado plan de rescate anunciado el pasado jueves por el presidente de la Junta, Juanma Moreno, el consejero ha subrayado su importancia, con más de 650 millones, entre los que se incluyen 215 millones para ayudas directas, 350 millones para avales, con un periodo de carencia que podría llegar hasta los 18 meses, y 94 millones para ayudas indirectas, entre ellas, deducción de impuestos.

Bendodo, que ha señalado que ese plan pretende ayudar a los sectores más afectados por esta crisis, ha explicado que una parte de las ayudas se harán efectivas con partidas del actual presupuesto y se pagarán antes de que acabe el año, mientras que otra parte tendrá que vehicularse a través del Presupuesto del 2021.

Junto a ello, Bendodo ha reclamado al Gobierno de España que "meta el hombro" y complemente con otros 215 millones las ayudas directas que va a conceder al Gobierno andaluz al sector de los autónomos, las pymes, el comercio y la industria.

"Otros países como Francia, Alemania o Italia han tomado decisiones que han compartido con sus regiones; aquí el Gobierno se pone de canto y deja que las comunidades tomen las decisiones", ha lamentado Bendodo, quien ha manifestado que el Gobierno andaluz no tiene ningún problema en "asumir el desgaste" que supone esta crisis pero que reclama las competencias para poder luchar contra la pandemia "con todas las herramientas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios