Coronavirus en Andalucía

Moreno Bonilla reconoce que el cierre de los bares "está encima de la mesa"

Clientes en un bar. Clientes en un bar.

Clientes en un bar. / José Ángel García

El presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, ha asegurado este viernes que medidas como el cierre de la hostelería y la restauración son "propuestas que están encima de la mesa" en la lucha contra el coronoavirus y ha reiterado que se estudiarán el próximo domingo en el comité técnico de seguimiento de la pandemia. Además, ha explicado que cualquier decisión se adoptará en función de la incidencia del virus en las provincias.

Entrevistado en el programa de TVE La Hora de la 1, Moreno ha comentado que, en el caso de confirmar dicha medida, no sería una decisión "estándar", sino "singularizada" por provincias en función de la incidencia del coronavirus. En este sentido, el presidente ha considerado que en Andalucía hay mucha diferencia entre unas provincias y otras en relación al índice de contagios y la presión hospitalaria.

En cualquier caso, Moreno Bonilla ha admitido que es muy "triste tener que cerrar la hostelería, porque es un sector económico muy importante", resaltando el buen comportamiento de éste al adoptar las medidas de prevención adecuadas. Pero ha precisado que el objetivo es evitar los desplazamientos de los ciudadanos hacia los puntos de encuentro más comunes, como bares y restaurantes.

Moreno Bonilla, en una imagen reciente. Moreno Bonilla, en una imagen reciente.

Moreno Bonilla, en una imagen reciente. / Alberto Domínguez

Como ya anunció días atrás, Moreno ha confirmado que el próximo domingo se reunirá el comité técnico de la Junta y adoptará "medidas más restrictivas en la movilidad si los datos de contagios son negativos". Al mismo tiempo, ha reiterado que Andalucía no se plantea "por ahora" el confinamiento domiciliario y que éste será el "último recurso", porque provocaría "graves consecuencias económicas y sociales".

En este sentido, ha recordado que las comunidades autónomas no tienen competencia para decidir sobre el confinamiento domiciliario, porque afecta a derechos fundamentales. Por tanto, debería ser el Gobierno central el que cambie el decreto del estado de alarma, en vigor hasta el 9 de mayo, para "estar preparados" por si hay que adoptar esa decisión "más severa". En cualquier caso, la medida debería tomarse "para el conjunto del Estado", ha afirmado.

Moreno Bonilla ha incidido también en la necesidad de "estar preparados y no llegar tarde" para poder "salvar la campaña de Navidad", época en la que muchas empresas ingresan el 30% de todo el año, apostillando que "si hay que tomar decisiones, que se tomen ahora".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios