Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

Corredor ferroviario

Algeciras-Bobadilla: se mantiene el ‘low cost’

  • Las licitaciones en el trazado que más reivindica Andalucía apenas llegan a 70,3 millones del total rebajado de 1.300 a 350

Trabajos de mejora en la vía Algeciras-Bobadilla, el pasado mes de abril. Trabajos de mejora en la vía Algeciras-Bobadilla, el pasado mes de abril.

Trabajos de mejora en la vía Algeciras-Bobadilla, el pasado mes de abril. / Jorge del Águila

Comentarios 1

El Ministerio de Fomento desarrolla en la actualidad varios proyectos para renovar la línea ferroviaria Algeciras-Bobadilla que están centrados en el primero de los tres grandes tramos en los que se dividen los 176,2 kilómetros del tendido, el que abarca desde Algeciras hasta San Pablo de Buceite (Jimena de la Frontera) con 48 kilómetros de longitud.

Tiene en marcha dos contratos para la instalación de nuevas vías por 25,5 millones de euros y sacó a concurso en verano un tajo más por otros 15,3 millones. A esta cantidad deben añadirse 29,5 millones de euros en mejoras para la gestión del tráfico que están implantadas desde el mes pasado. La inversión acumulada entre las obras en desarrollo, las ya concluidas y las que se encuentran en concurso apenas alcanzan 70,3 millones de euros, lejos aún del objetivo del Gobierno para remozar toda la vía.

El Ejecutivo tiene previsto invertir 350 millones en la mejora y renovación integral de la plataforma y superestructura, así como en la electrificación y la implantación del tercer carril (para trenes de ancho internacional), con el año 2021 como horizonte, según una respuesta del Gobierno al diputado socialista Salvador de la Encina fechada el pasado julio.

Se mantiene por tanto el cambio a un proyecto low cost decidido en la última etapa del PP, que dejó atrás la inversión incial prevista de 1.300 millones de euros.

Las obras que se ejecutan en estos momentos para la renovación de las vías y traviesas en el primer tramo abarcan 20,4 kilómetros entre Algeciras y Almoraima (en Castellar de la Frontera) y fueron adjudicadas en dos contratos, lo que supone actuar en algo menos de la mitad del primer bloque del trazado. En la terminal de mercancías, se está renovando la plataforma y las vías con nuevo trazado en variante con traviesa para tres hilos, así como la remodelación de la estación de San Roque Mercancías con tres nuevas vías de apartado de más de 750 metros.

El segundo contrato contempla la instalación de nuevas vías y más de 45.000 traviesas en los 16,4 kilómetros de ferrocarril restantes. Dentro de este proyecto se han ejecutado labores como el recrecido de los andenes de la estación de Algeciras e incluye un cambio de configuración en las estaciones de Algeciras, Los Barrios y San Roque para implantar el tercer hilo en la vía de ancho mixto. Otras labores previstas en contratos de menor cuantía contemplan la construcción de un apartadero en Castellar, ya adjudicado por 175.000 euros. Y también está en proyecto la construcción de otros dos en Campillos y Setenil que sufragará el Puerto de Algeciras.

A las pocas semanas de producirse el relevo en el Ejecutivo, el Consejo de Ministros autorizó el 6 de julio la salida a concurso de más obras por 15,3 millones de euros. El contrato abarca al renovación de las vías y la infraestructura entre Almoraima y San Pablo de Buceite (continuación del que actualmente afronta su recta final), con 26,7 kilómetros en total. Estas mejoras se completan con la reciente puesta en marcha del Bloqueo Automático en Vía Única (BAU) con Control de Tráfico Centralizado (CTC) para el tramo de 52 kilómetros entre Algeciras y Gaucín, en Málaga. Los 29,5 millones aportados permitirán, según el Ministerio de Fomento, un aumento de la capacidad de la línea y de la regularidad de las circulaciones.

La instalación del control, en servicio desde septiembre, se ejecutó en dos fases. La primera se centró en el entorno de la terminal de mercancías de San Roque, donde se implantó el enclavamiento electrónico por 3,5 millones de euros. La segunda incluyó el resto del tramo, con la modificación de los enclavamientos de Algeciras, San Roque y Gaucín, además de nuevos en Los Barrios, Castellar y Jimena por otros 26 millones.

El segundo gran tramo de la Algeciras-Bobadilla discurre entre San Pablo de Buceite y Ronda, con 59,6 kilómetros. En este caso, las obras de modernización de la infraestructura acabaron a finales de 2010 tras una inversión de 176 millones de euros que mantuvo cortado varios meses el tráfico ferroviario. Fomento describió las obras como un tratamiento integral para mejorar la infraestructura y superestructura para permitir una futura electrificación. Hubo actuaciones en 14 túneles, incluyendo el rebaje de la plataforma sobre la que se asentaban las vías, y la construcción de más de medio kilómetro de falsos túneles.

El último de los tres tramos discurre entre Ronda y Bobadilla, con algo más de 65 kilómetros localizados íntegramente en la provincia de Málaga. Para este trazado, considerado el de más compleja ejecución y el más costoso, está prevista una renovación integral que permita igualmente la implantación del tercer carril. Recientemente se ha iniciado el proceso para la licitación de la redacción del proyecto. Fomento prevé aprovechar el trazado actual para reducir sensiblemente el coste total de las obras. Tampoco será necesaria una Declaración de Impacto Ambiental, según defendió Adif el pasado abril.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios