Toros En directo, Manuel Escribano, Borja Jiménez y Roca Rey en la Maestranza

DIRECTO Horario y dónde ver el 'Alumbrao'

sanidad

Elecciones sindicales en el SAS: La hora de alzar la voz en forma de votos

Concentración de los representantes sindicales de Sanidad frente al centro de salud de Las Letanías en Sevilla.

Concentración de los representantes sindicales de Sanidad frente al centro de salud de Las Letanías en Sevilla. / María José López / Europa Press (Sevilla)

Más de 121.000 trabajadores del Servicio Andaluz de Salud (SAS) están llamados a votar en las urnas para elegir a 1.266 representantes para las juntas de personal y 35 para los comités de empresa. La cita lleva meses fijada en el calendario y será mañana cuando los profesionales del SAS deban optar por una de las papeletas de los diferentes sindicatos que se presentarán a dichos comicios. Además, de los resultados autonómicos se determinará la composición de la Mesa Sectorial de Sanidad para los próximos cuatro años.

A pocas horas de que se inicie el proceso, los principales concurrentes coinciden en el "duro" periodo que dejan atrás, no sólo por haber convivido con una pandemia mundial sin precedentes recientes, sino, además, por el "inmovilismo" de una Administración sanitaria con la que, aseguran, "no es fácil llegar a acuerdos". También hablan de una "cronificación" de carencias de personal, con "graves consecuencias" en la lista de espera y el día a día de la Atención Primaria. Por otro lado, hacen igualmente hincapié en los acuerdos conseguidos, como el pacto por la mejora de la Atención Primaria.

Hay trabajo por delante. Lo pone en evidencia José-Pelayo Galindo, secretario de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO Andalucía, quien manifiesta que ahora "es necesario desarrollarlo". "Es un pacto que CCOO ya propuso en 2018 y que se ha conseguido en 2023, junto a otras organizaciones sindicales. Lo que pasa es que se está desarrollando muy lentamente y la Administración saca cosas a cuentagotas", afirma. Otra de sus luchas es la implantación de la carrera profesional. "La implantación urgente de la carrera profesional, para las categorías que no lo estén disfrutando al 100 por 100 puedan acceder a ella", aclara.

En una entrevista con Diario de Sevilla, Galindo llama a los trabajadores del SAS al voto "porque se juegan mucho". "Los compañeros deben saber que, no sólo eligen a su representación sindical en su centro de trabajo, donde salen cosas que les afecta muy directamente, sino que, además, de ahí emana qué sindicatos van a mesa sectorial donde se debaten temas más generales, pero que igualmente les afectan", explica.

Asimismo, indica que "ahora es el momento de abordar la mejora de las retribuciones económicas y equipararlas con el resto de comunidades autónomas; que el personal temporal acceda a las mejoras en las mismas condiciones que el personal fijo; facilitar la promoción y profesionalización del personal administrativo; o la regulación del solape, es decir, que el tiempo que los profesionales dedican a los relevos sea reconocido y retribuido".

Superar las adversidades ha sido también la gran lucha en los últimos años de la Unión General de Trabajadores (UGT). Su secretario general del sector de Sanidad en Andalucía, Antonio Macías, pone el foco en "la defensa" del sistema sanitario público. "En muy poco tiempo hemos pasado de las palmas a las tortas, reales, por el aumento de la agresividad contra el personal sanitario, y en sentido figurado, por parte de la Administración, despidiendo a miles de profesionales que estuvieron trabajando durante la pandemia y no han hecho más que debilitar el sistema", indica Macías. "Estamos hablando de algo tan básico como el mantenimiento del sistema sanitario público", añade.

En ese camino, Antonio Macías, y la organización sindical que representa, ven el horizonte poder alcanzar un "acuerdo global de mejora de las condiciones laborales de los profesionales tanto en Atención Primaria como hospitalaria y de todas las categorías porque está demostrado que todas son imprescindibles". Otra de las guerras que batallará UGT será la actualización de la baremación de las bolsas de empleo. "Es la única forma de que la aplicación de la igualdad mérito y capacidad funcione de verdad", recalca. 

Para la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) y su responsable del sector sanitario, Victorino Girela, los cuatro años electorales que ahora acaban en el SAS han estado marcados por "el logro de reivindicaciones históricas". Bajo el lema Yo cuido la sanidad pública, su llamada al voto la basa en dos pilares: "trabajo duro" y "cercanía". "CSIF es el primer sindicato multiprofesional de Andalucía y defendemos a todas las categorías. Para nosotros eso nos da un plus y una perspectiva que quizás otros sindicatos profesionales no tienen. Para nosotros, todos los colectivos son importantes y desde CSIF seguiremos apostando por un modelo sanitario en el que todas las categorías profesionales sean importantes. El sistema sanitario tiene que ser un engranaje perfecto en el que todas las piezas tienen que encajar y funcionar", defiende.

Como medidas a adoptar, entre las principales propuestas del sindicato, Girela aboga por "reforzar las plantillas" de algunas categorías profesionales. "Nos faltan enfermeros, trabajadores sociales, psicólogos, personal administrativo, de gestión y servicio. Pedimos una plantilla estructurada que ronde los 140.000 profesionales. Consideramos que estamos en una falta de unos 25.000 en los que incluimos a todas las categorías, incluso, efectivos de aquellas otras que no existen. Defendemos una cartera de servicios acorde a las necesidades de la ciudadanía", indica el sindicalista. Otra baza, es la protección de los profesionales y la vigilancia de su salud. "Hemos pedido reforzar las unidades de prevención de riesgos laborales y llevamos años denunciando agresiones. Descubrimos que con la pandemia las agresiones pueden ser de muchos tipos, no solo físicas, también vejaciones o insultos.

El Sindicato Médico Andaluz (SMA) afronta las elecciones conocedor de la incomodidad que genera su sindicato al resto de organizaciones y a la Administración. "Somos el único sindicato que muestra una posición crítica e independiente con la Administración", afirma rotundo su presidente, Rafael Ojeda, quien explica que las relaciones con la Consejería de Salud han tenido luces y sombras. "En una primera etapa nuestro colectivo ha conseguido muchas mejoras, como el precio de la hora de guardia, el fin de la exclusividad o la implantación de la continuidad asistencial en Primaria. Sin embargo, desgraciadamente, después entramos en una etapa de cerrazón, por alguna razón que no llegamos a entender, y de golpe no ha puesto trabas al cumplimiento del mismo acuerdo que firmó con nosotros sobre la reducción de las agendas a 35 pacientes", afirma.

Para Ojeda, resumir su programa "es difícil" porque es "muy amplio". "Somos el sindicato que representa el colectivo de los facultativos en general", recuerda y apunta: "pero grosso modo trabajamos para afrontar las dos crisis en las que consideramos está inmerso el sistema sanitario, que son la Medicina de Atención Primaria y las listas de espera. "Por un lado, los médicos de Primaria se marchan del sistema sanitario público porque no quieren trabajar ahí, y no hay respuesta de la Consejería; y, por otro, tenemos el presupuesto sanitario más alto de la historia de Andalucía, pero tenemos también las listas de espera más alta de nuestra sanidad. Pedimos invertir y mejorar más las condiciones de la asistencia y los facultativos del hospital y que se gestione mejor el presupuesto dado que el incremento de las listas de espera es consecuencia de un problema de gestión de los fondos de Medicina Primaria", afirma. 

Partiendo de la misma base, la de una última legislatura marcada por la pandemia, desde el sindicato Satse subrayan que han sido unos años "difíciles". Su secretario general autonómico, José Sánchez, subraya, a modo de resumen, que se han quedado cosas en el tintero, que ahora vuelven a llevar en su programa como es "conseguir el grupo A, sin subgrupos, para todos los universitarios de grado y se está cometiendo una injusticia con las enfermeras; que el Complemento al Rendimiento Profesional se pague al 100 por 100; la excepción de noche para los mayores de 55 años sin pérdida retributiva, como ya se han hecho con los médicos; el derecho a una jubilación anticipada; la reparación de la paga extra, que llevamos desde el 2010 sin cobrar". 

Sobre el tema más comentado en el ámbito sanitario, la escasez de profesionales, Sánchez defiende que los profesionales reclaman "seguridad" en sus puestos de trabajo con contratos que les aporten estabilidad. Asimismo, defiende que el aumento de las plantillas "debe ser estructural". "Es lo que necesita la sanidad pública andaluza", manifiesta.

En estos comicios participan, además de los cinco sindicatos con representación hasta ahora en la Mesa Sectorial, las organizaciones Teccel, FTPS, Saceco, Autonomía Obrera, USO y CGT. Se pondrán a disposición de los profesionales un total de 308 mesas electorales para las Juntas de Personal y 11 mesas para el Comité de Empresa distribuidas por las ocho provincias que permanecerán abiertas en diferentes horarios según el tipo de centro.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios