OBJETOS PERDIDOS Sevilla, entre las ciudades en las que más cosas se olvidan a los taxis

19-J

Elecciones andaluzas: Moreno ante su gobierno en solitario

  • El principal interés tras el aplastante resultado de las elecciones es qué tipo de Ejecutivo elegirá para su segundo mandato

Moreno muestra un bandera andaluza que le regalaron en un mitin

Moreno muestra un bandera andaluza que le regalaron en un mitin / Antonio Pizarro

Quería una mayoría amplia para configurar un gobierno estable para afrontar los retos de Andalucía, sobre todo en los años 2023 y 2024. Pues ya la tiene y nadie le impedirá sentarse en el Consejo en el Palacio de San Telmo con el gabinete que desee. El histórico triunfo le deja manos libres en todos los aspectos, incluido el propio partido.

El presidente en funciones cree que a finales de julio puede tener constituido su nuevo gabinete. Otra cosa será conocer el nombre de sus integrantes. El binomio Moreno–Bendodo inician caminos separado. El segundo está previsto que se dedique a la coordinación general del PP. No se sabe si a medio plazo ambos se reencontrarán en Madrid. El candidato popular sí ha citado durante la campaña cuatro nombres de los que se siente satisfecho de su gestión: Juan Bravo, de Hacienda, Javier Aguirre, de Salud, Marifrán Carazo, de Fomento, y Carmen Crespo, de Medio Ambiente.

Pero cuando los mencionó se encontraba en la campaña electoral, así que habrá que poner en cuestión si la mención significa que los cuatro vayan a repetir. También ha dejado claro que no le importaría contar, como independientes, con algunos consejeros de Ciudadanos. Siempre se ha desecho en elogios de Rocío Blanco, la titular de Empleo, que ya ha asistido a mítines del PP y que nunca se afilió a la formación naranja. Juan Marín de Ciudadanos ya ha anunciado que deja la política.

Eso sí, el líder de los populares andaluces mantiene como norma que para que las cosas funciones "tiene que haber cambios de equipos constante". Durante su primera mandato, sin embargo movió muy poco el banquillo, por no decir nada. Sólo una reordenación de funciones y después de que la crisis la desatara hace dos veranos el próximo Marín.

Desde 2016 el PP intenta sacar adelante por ley una limitación de los mandatos de los presidentes y consejeros de la Junta. Entonces estaba al frente del Gobierno andaluz Susana Díaz. También lo intentó la pasada legislatura con un proyecto de ley pendiente del pronunciamiento del Consejo Consultivo. De nuevo lo incorpora a su programa electoral. Pero una cuestión es la declaración pública y otra la realidad.

Moreno se ha cuidado mucho de anunciar que éste pueda ser su segundo y último mandado. En unas declaraciones a Europa Press este mes ya dijo que las transiciones en los partidos son muy complicadas y que, en todo caso, "no estaré mucho más tiempo del necesario". 

Despejadas las incógnitas, Moreno con 58 años podrá configurar un gabinete en solitario. Si hacemos caso a sus palabras, hasta ahora era un asunto secundario, ahora es el único que suscita interés después de arrasar en estas elecciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios