Crisis socialista

Pedro Sánchez está decidido a sustituir a Susana Díaz como líder del PSOE-A

  • Ferraz intenta que la actual presidenta acepte, pero si no, puede crear una gestora para que haga la transición hasta un congreso

Susana Díaz, con sus compañeros de partido. Susana Díaz, con sus compañeros de partido.

Susana Díaz, con sus compañeros de partido. / Manuel Gómez

Comentarios 13

La única duda que alberga la dirección federal del PSOE es cuándo, si cuanto antes o esperar a que los socialistas andaluces asuman las consecuencias de la debacle del pasado domingo. Ferraz cree que ha llegado el momento de sustituir a Susana Díaz al frente del PSOE andaluz. La dirección de Sánchez confiaba en que la propia Susana Díaz asumiese los errores cometidos durante la campaña electoral, así como la decisión del adelanto, que la hizo en contra del criterio del presidente del Gobierno.

La Ejecutiva socialista esta reunida esta mañana, pero no adoptará aún esta decisión, a pesar de que dirigentes como José Luis Ábalos y el portavoz Óscar Puentes son partidarios de recomponer, cuanto antes, el partido en Andalucía. La opinión de los andaluces que están en la Ejecutiva será decisiva.

La dirección andaluza no comparte ni la responsabilidad ni el tamaño del fracaso. Se resiste a subrayar que el PSOE ha sido el partido más votado en estas elecciones, a pesar de perder 400.000 votos y de estar a punto de ser desalojados de la Junta después de 36 años de gobiernos ininterrumpidos.

Susana Díaz encadena dos derrotas históricas para el PSOE andaluz y perdió las primarias internas de su partido. Ganó las elecciones de 2015, pero con menos votos que José Antonio Griñán y obtuvo los mismos escaños: 47. Uno de los problemas que sufrió en las primarias es que su equipo andaluz se proyectó como el organizador de la expulsión de Pedro Sánchez y la posterior elección de Mariano Rajoy por la abstención socialista.

Salida acordada

Si Díaz no accediese a una reflexión que lleve a su salida, la Ejecutiva de Ferraz maneja crear una gestora que sustituya a la actual dirección y reconduzca el partido hasta que se celebre un congreso para elegir al nuevo líder.

La reflexión que ya ha hecho la dirección federal es que Díaz no puede asumir la dirección del PSOE cuando llegan las elecciones municipales. También opinan que ella no tiene opciones de ser elegida presidenta en esta legislatura. 

La debacle socialista tiene dos explicaciones: por un lado, los errores propios del PSOE andaluz, tanto en la gestión del Gobierno de la Junta como de concepción de las elecciones y, de otro, el impacto que las alianzas catalanas de Pedro Sánchez han tenido en un sector del electorado que ha encontrado en la derecha la reacción del españolismo a estas concesiones.

Pero, incluso, así, una buena parte del electorado socialista no ha huido a otras formaciones, sino que simplemente no fue a votar. Por eso, el partido cree que son recuperables, y es ahí donde surgen las dudas. Susana Díaz y los suyos piensan que pueden volver a presentarse a unas autonómicas y Ferraz entiende que ella es uno de los problemas.  

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios