Andalucía

Las farmacias andaluzas dispensan desde este miércoles el kit de mascarillas gratuitas para personas mayores y dependientes

  • Se entregará un único lote por beneficiario y se recogerá con la correspondiente tarjeta sanitaria

Una mujer con su mascarilla. Una mujer con su mascarilla.

Una mujer con su mascarilla. / Antonio Pizarro

Las personas mayores de 65 años y los pensionistas podrán recoger a partir de este miércoles su correspondiente lote de tres mascarillas quirúrgicas, que será repartido de manera gratuita por la Junta de Andalucía como medida de prevención y de apoyo a estos colectivos más vulnerables de la población, ante la pandemia del COVID-19 y la aparición de posibles nuevos brotes en la Comunidad.

Se entregará un único lote de tres mascarillas por persona, que se retirará en la farmacia presentando la tarjeta sanitaria. Esta medida adoptada por el Gobierno andaluz, y anunciada por el presidente hace unas semanas, supone la entrega de 2,5 millones de packs. En total, son 7,5 millones de mascarillas las que se van a entregar sin coste alguno para las personas de 65 o más años y para los pensionistas.

Para minimizar aglomeraciones y colas, la Consejería de Salud y Familias recomienda seguir un orden de recogida según la edad de la persona beneficiaria: miércoles 22 de julio, 80 años cumplidos o más; jueves 23, 70 años cumplidos o más; viernes 24, 65 años cumplidos o más y sábado 25, resto de pensionistas menores de 65 años. A partir del lunes 27 de julio y en adelante; quienes no hayan podido acudir en su día asignado.

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha vuelto a incidir en que el reparto de estas mascarillas demuestra “el compromiso de la Junta de Andalucía con nuestros mayores, la población más vulnerable y la que ha sufrido más directamente las consecuencias de la pandemia”.

Hay que recordar que en la Comunidad andaluza es obligatorio el uso de la mascarilla desde el pasado 15 de julio, tanto en espacios abiertos como en espacios cerrados e independientemente de la distancia de seguridad interpersonal, con el fin de evitar una posible transmisión comunitaria no controlada. Al uso de la mascarilla como medida de prevención se suma el resto de medidas higiénico sanitarias: lavado continuado de manos y distancia interpersonal.

La entrega de estos lotes en las farmacias es fruto del acuerdo de colaboración alcanzado entre la Junta y el Consejo Andaluz de Colegios de Farmacéuticos (CACOF). Un acuerdo que se suma a los ya alcanzados durante el estado de alarma y que han reforzado el papel de la farmacia dentro del sistema sanitario, convirtiéndola en un verdadero dique de contención contra la vulnerabilidad.

La capilaridad de su red y su sistema de distribución propio permiten esta nueva colaboración desinteresada de la farmacia con la administración andaluza en la gestión de la pandemia. “Se trata de nuevo ejercicio de responsabilidad social, que demuestra por una parte la vocación asistencial y sanitaria de toda la farmacia, y por otra, el valor que para el sistema sanitario tiene un modelo de farmacia que garantiza la universalidad del servicio con independencia de la localización geográfica y de un sistema cooperativo de distribución, propiedad de los propios farmacéuticos, que lo hace posible”, ha explicado el presidente del Consejo Andaluz de Colegios de Farmacéuticos, Antonio Mingorance.

El acuerdo viene a sumarse a otras colaboraciones ya realizadas por la farmacia con la administración andaluza para una mejor atención a los colectivos más vulnerables. Así, durante el estado de alarma, y merced a los cambios regulatorios realizados por la Consejería de Salud, los farmacéuticos han podido renovar tratamientos crónicos vencidos sin necesidad de acudir al médico, dispensar medicamentos hospitalarios y entregar la medicación en domicilio en caso de necesidad, ensanchando así derechos y protegiendo a los que más lo necesitan.

“A veces, pequeñas medidas son las que promueven grandes mejoras. Y creo en este sentido que los acuerdos entre la administración y la farmacia andaluza con motivo de la pandemia marcan un camino de colaboración que merece la pena explorar en el futuro. Los farmacéuticos nos sentimos preparados y motivados para contribuir con nuestras prestaciones a grandes objetivos sanitarios y de salud pública del futuro, relacionados con una mejor atención, control y seguimiento de los enfermos crónicos, los pacientes mayores y los colectivos más vulnerables”, ha afirmado el presidente del Consejo Andaluz de Colegios de Farmacéuticos, Antonio Mingorance.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios