Diario de Sevilla En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Andalucía

Una iglesia sin límites políticos

  • El Padre de Mari Luz será el pastor de un nuevo movimiento evangélico en la capital andaluza a partir del próximo mes de enero · Su principal fin será la ayuda social.

Una iglesia con fines sociales y sin límites políticos. Éstas son las premisas sobre la que se asienta la fundación del nuevo grupo evangélico que, encabezado por Juan José Cortes -el padre de la pequeña Mari Luz asesinada en 2008-, comenzará a funcionar a principios del próximo año. Por ahora, ya son 25 personas las que integran este movimiento que tiene previsto agregar a más de 400 ciudadanos durante 2012. Un nuevo reto para un hombre que, tras sufrir el crimen de su hija, busca "ayudar a los demás tanto en lo material como en lo espiritual".

La Iglesia Evangélica contará en enero con un nuevo movimiento en Sevilla. Será el que se ponga en marcha el 15 de enero, día fijado para su "inauguración" por un grupo de 25 personas que persiguen los mismos objetivos que la doctrina evangélica, "aunque con diferente camino". Así lo afirma Cortés, quien lleva más de 20 perteneciendo a la Iglesia Evangélica de Filadelfia, muy vinculada al mundo gitano. El hecho de que ahora se desvincule de esta rama evangélica es la prohibición de que sus seguidores ejerzan labores políticas, algo en lo que ha participado especialmente Cortés durante el último año en el que colaboró con el actual alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, cuando aún era candidato del PP a la Alcadía.

Su labor se centró principalmente en la actuación en zonas marginales como las Tres Mil Viviendas o el asentamiento chabolista de El Vacie, donde viven una gran cantidad de gitanos. Precisamente su intención es continuar ayudando a los más desfavorecidos, aunque sin renunciar a la política, de ahí que haya decidido fundar esta nueva iglesia. "La política está en todos los aspectos de la vida, incluso en la religión, por eso no entiendo que se prohíba la participación de los evangélicos en ella, cuando desde un partido se pueden lograr muchos de los fines de la doctrina", señala el padre de Mari Luz a Diario de Sevilla.

Entre los objetivos materiales inmediatos que se plantea el nuevo movimiento se encuentra la puesta en marcha de un banco de alimentos y de un comedor social. A medio plazo también se tiene prevista la apertura de una casa de acogida para menores que procedan de familias con dificultad económica. Las previsiones que maneja la nueva iglesia es que en un año más de 400 sevillanos se integren a ella, una cifra que podría superar el millar si se suman los fieles de otros puntos de España. En este sentido, Cortés insiste en que la iglesia -que se denominará Ministerio Juan José Cortés- está abierta a todo tipo de personas "con independencia de su posición económica, sean o no gitanos".

La creación de esta nueva iglesia se encuentra ahora en fase de trámitación y en pocos días será inscrita en el Registro de Entidades Religiosas, organismo dependiente del Ministerio de Justicia. Su sede será una nave del Polígono El Manchón (Tomares) y en ella se celebrarán los cultos las tardes del sábado y el domingo, aunque el resto de la semana estará abierta para las labores sociales que se lleven a cabo. El alquiler de esta nave cuesta casi 800 euros y los fundadores tienen que pagar tres meses por adelantado. "Nuestros recursos económicos son limitados, pero la ilusión es lo que nos lleva a poner en marcha este proyecto", incide Cortés, quien aclara que ejercerá de pastor durante cierto tiempo para que luego la dirección de la iglesia recaiga en una junta rectora: "No quiero personalizar el movimiento en mí, sino que las decisiones que se tomen sean fruto de los deseos de sus integrantes".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios