El tiempo Lo peor está por llegar: llega una segunda borrasca que dejará lluvias más fuertes

Andalucía

La izquierda andaluza vela armas a la espera de Yolanda Díaz

  • El proyecto de la vicepresidenta se cuece a fuego lento, pero las andaluzas serán las primeras elecciones del ciclo y el espacio a la siniestra del PSOE sigue muy fragmentado

Yolanda Díaz, vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social.

Yolanda Díaz, vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social. / EFE

La ministra de Trabajo y Economía Social no ha tenido agenda en Andalucía desde que asumió la cartera, en los albores de 2020. La pandemia que comenzó poco después ha tenido mucho que ver en esto, a pesar de que es la comunidad con la tasa de desempleo más elevada del país. A pesar de esta anomalía, muchos miran a Yolanda Díaz desde Andalucía, sobre todo desde que Pablo Iglesias dimitió, la señaló como su sucesora y la carismática política gallega ascendió a la Vicepresidencia Tercera del Gobierno. El dedo del ex líder de Podemos pesa mucho. Esa carga, entre otros motivos, provoca que Díaz esté dando pasos muy cortos, pero decididos, para armar un proceso a su medida, que le otorgue legitimidad para ese “proyecto de país” que tiene en mente y que apela a toda las fuerzas a la izquierda del PSOE, un espacio fragmentado que Díaz aspira a aglutinar. Este plan requiere tiempo, pero hay parte de esa izquierda que tiene menos tiempo que el resto, ya que las elecciones autonómicas andaluzas serán las próximas del ciclo electoral, haya o no adelanto.

El ecosistema andaluz a la izquierda del PSOE es uno de los más complejos del país y su situación en el Parlamento es un ejemplo formidable. En la Cámara hay 17 escaños ocupados por fuerzas de ese espacio. Seis representan hoy a Unidas Podemos por Andalucía, aunque todos forman parte de IU y se presentaron bajo la marca Adelante Andalucía. Los otros 11 son diputados no adscritos que se presentaron también como parte de la citada coalición, pero fueron expulsados a petición de Podemos, que fue quien los incluyó en las listas electorales. Teresa Rodríguez, que fue jefa regional de la formación morada, es la cara visible de este segundo grupo y hoy es portavoz de una versión refundada de Adelante. Fuera del Parlamento destaca la presencia de Más País Andalucía, la formación de Íñigo Errejón, liderada por Esperanza Gómez, profesora de Derecho de la Universidad de Sevilla que, como su jefe de filas, salió de Podemos tras desempeñar un papel relevante en el partido.

El complejo encaje de Yolanda Díaz en UP

¿Dónde encaja Yolanda Díaz en este puzle y qué consecuencias tiene ese encaje en los partidos andaluces? La vicepresidenta del Gobierno está llamada a ser la referente de Unidas Podemos, pero no milita ni en IU ni en Podemos. Milita en el PCE, en cuya fiesta del centenario confirmó que su intención era liderar ese “proyecto de país”. Eso coloca a Toni Valero y Martina Velarde, líderes de IU y Podemos Andalucía, respectivamente, como los más cercanos a la probable candidata estatal de su misma coalición. Pero hay matices. la marcha de Iglesias y el ascenso de Díaz generó un clima de acercamiento entre la gallega y otros perfiles de la izquierda alejados de UP por la falta de sintonía –cuando no incompatibilidad– con el ex líder morado.

Se habló de la posibilidad de un acercamiento entre Rodríguez y Díaz, algo difícil si se tiene en cuenta el papel que tuvieron Podemos, IU y el PC en la traumática expulsión de la gaditana de Adelante. En cualquier caso, el pasado lunes Rodríguez despejó todas las dudas al rechazar que ella –y el partido del que forma parte– aspire a ser la referencia del proyecto de Díaz. Su proyecto es de “obediencia andaluza” –es decir, todas las decisiones deben tomarse en la comunidad– y su plan pasa por presentarse a las autonómicas, pero también a las generales y tener voz en el Congreso de los Diputados, toda vez que la dirigente anticapitalista asegura una y otra vez que los 61 diputados que salen de las ocho circunscripciones andaluzas hacen prevalecer la voluntad de sus partidos por encima del territorio. Lo que todavía no ha aclarado Teresa Rodríguez es si ella será la candidata a la Presidencia de la Junta cuando llegue el momento, aunque hay quien mira a José María González, alcalde de Cádiz, como posible sustituto de Díaz.

Los antiguos socios de Rodríguez tampoco tienen claro todavía quién será su referente cuando llegue la hora de las urnas. Toni Valero aseguró en julio que estará dónde se le necesite. Un poco antes, Alberto Garzón reconoció que no entra en sus planes ser el candidato. Y hay quien piensa en Inmaculada Nieto, referente de la coalición en el Parlamento. Ninguno de los tres forma parte de la cuota de Podemos, un partido que sigue marcado por la marcha de Rodríguez, que fue su referente regional durante un lustro, pero también por la salida de Pablo Iglesias.

La elección del candidato parece todavía lejana, salvo que haya adelanto, pero la comisión electoral de Unidas Podemos se constituirá antes del 4 de diciembre, mientras que la coalición intenta reforzarse organizativamente tras el fracaso de Adelante Andalucía. En diciembre comenzará la elaboración del programa electoral y un nuevo intento por lograr una vieja aspiración de IU, la ampliación del espacio incluyendo colectivos sociales como las mareas blancas de la sanidad o los bomberos del Infoca. El calendario deja para mayo la elección de los candidatos provinciales, pero fuentes de UP explican que la designación del cabeza de lista puede ser antes o después de este hito, en función de como evolucione el escenario.

Más País busca consolidarse y ampliar alianzas

La tercera pata de la mesa de la izquierda andaluza es la más nueva de todas, pero será la primera en elegir al candidato a la Junta. El 30 de octubre Más País Andalucía celebra unas primarias que, si no hay sorpresas, ganará Esperanza Gómez. Ex diputada de Podemos y Adelante, formación a la que también representó en el Senado, es la cara visible del partido de Errejón y trabaja desde hace meses en la implantación territorial y la política de alianzas del partido. Ya tiene presencia en todas las provincias de la comunidad, mientras que las conversaciones con Andalucía por Sí (AxSí) van viento en popa, al igual que ocurre con Iniciativa del Pueblo Andaluz.

Ese trabajo, explican desde la formación verde, no les deja tiempo para pensar en posibles confluencias con el resto de actores de la izquierda, aunque las conexiones tanto con Adelante como con UP es fluida. Lo que ocurra entre Íñigo Errejón y Yolanda Díaz será decisivo para ver que ocurre con un posible reencuentro de antiguos socios.

Sólo Juanma Moreno puede decidir cuándo saltará todos por los aires. La duda es si, cuando eso ocurra, Yolanda Díaz habrá terminado su receta y si será el más atractivo para que las fuerzas a la izquierda del PSOE decidan dejar de lado sus diferencias para competir en unas elecciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios