dotación presupuestaria

La partida para el Plan Especial de Empleo se limita a 50 millones

  • El anteproyecto de los Presupuestos Generales anticipa una inversión para los parados tres veces inferior a la que reclamó la Junta al anterior Gobierno 

Susana Díaz y Pedro Sánchez, durante su reunión en La Moncloa del pasado verano. Susana Díaz y Pedro Sánchez, durante su reunión en La Moncloa del pasado verano.

Susana Díaz y Pedro Sánchez, durante su reunión en La Moncloa del pasado verano. / J. C. Hidalgo / Efe (Madrid)

Comentarios 1

La promesa había levantado grandes expectativas. El Plan Especial de Empleo para Andalucía fue el anuncio de relumbrón con el que Pedro Sánchez se presentó ante los andaluces como flamante presidente del Gobierno. Era el mes de julio. Tres meses después, Sánchez volvió a referirse al Plan Especial de Empleo en dos visitas consecutivas a Sevilla. La novedad se reveló entonces en que dicho plan estaría incluido en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2019.

La expectación por los detalles de la inversión que vendrían a paliar el desempleo andaluz fue en aumento, una expectativa que siguieron alimentando la presidenta de la Junta, Susana Díaz, y la ministra del ramo, Magdalena Valerio, quien llegó a tildarlo el mes pasado de "un plan de empleo ambicioso".

Pero mucho va a tener que debatir el legislador para que los PGE, cuya ley será presentada posiblemente en el Congreso a mediados de enero, aumente significativamente la partida incluida en el anteproyecto de ley de las cuentas, que se limita a una partida de 50 millones de euros para el Plan Extraordinario de Empleo para Andalucía.

Este fondo, llamado a mitigar el 22,9% de paro que registró la EPA en Andalucía en el tercer trimestre, fue señalado en una reciente respuesta parlamentaria del Gobierno al diputado popular Ramón Moreno Bustos.

La Junta reclamó a Rajoy 157 millones de euros

El medio centenar de millones de euros previstos contrasta con el dinero que, para tal fin, reclamó el Ejecutivo andaluz al Gobierno de Mariano Rajoy en 2017: un plan especial de empleo que contara con una dotación de 157 millones de euros, es decir, más del triple de lo que planea destinar el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social en los próximos presupuestos.

Esta petición del departamento entonces dirigido por el consejero José Sánchez Maldonado se enmarcaba en un escenario de confrontación con el Gobierno central. Desde el ministerio, reacio a plegarse a las exigencias del Ejecutivo andaluz, afearon que "el mejor plan de empleo para Andalucía" era "ejecutar los fondos" que le transfería "el Gobierno central". "Si lo que pide es un plan de empleo de 150 millones, ha tenido siete planes de empleo con todo lo que no ha ejecutado", señalaban el año pasado desde la Secretaría de Estado del ramo.

El desencuentro se debía a la reducción del 3% que el Gobierno central aplicó a la partida presupuestaria para políticas activas de empleo. La justificación de tal medida, señalaba el Gobierno central entonces, era que la Junta había acumulado en los últimos años un total de 800 millones sin ejecutar.

42 millones previstos para el empleo de Canarias

En cualquier caso, el plan de concesión de 50 millones para el Plan Extraordinario de Empleo para Andalucía contrasta con los fondos que el Gobierno central estima invertir en Canarias: 42 millones de euros en otro plan especial de empleo para la región insular.

Más allá de los agravios entre las comunidades autónomas, cabe destacar que la cifra de 50 millones es la misma que la Junta dedicó en 2015 a invertir en "ciudades inteligentes", por citar un ejemplo, por no mencionar los 71,5 millones que el Gobierno andaluz derivó en 2015 a cursos de formación dentro de un paquete de medidas contra el desempleo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios