Radioterapia

Fuga de protones en la Consejería de Salud

  • Una empresa dice mantener conversaciones con la Junta para instalar en Córdoba un centro de protonterapia ya presentado pero del que se conoce poco

El consejero de Salud, Jesús Aguirre, junto a la representación de la empresa Mevion, el pasado mes de julio. El consejero de Salud, Jesús Aguirre, junto a la representación de la empresa Mevion, el pasado mes de julio.

El consejero de Salud, Jesús Aguirre, junto a la representación de la empresa Mevion, el pasado mes de julio. / M. G.

Ocurrió al final del mes de julio. El estado de alarma era ya un recuerdo, el pico de la primera ola de la pandemia había pasado de largo y las administraciones se atrevían con los primeros actos al margen del coronavirus. Ya era hora de otras normalidades, de otros anuncios. En ese contexto, el Ayuntamiento de Córdoba recibió la visita de representantes de la empresa estadounidense Mevion. En la foto de la cita, aparte del alcalde cordobés, José María Bellido, figuran el rector de la Universidad de Córdoba, José Carlos López, y el consejero de Salud de la Junta, Jesús Aguirre. El anuncio consistía en la presentación de un proyecto para la instalación de un centro privado de radioterapia con protones en Córdoba.

Hasta ahí todo es natural, lo normal. Tres administraciones públicas que acompañan en la promoción de un proyecto privado que supone la inversión de 46 millones de euros en tierras cordobesas y, según la información remitida por el Ayuntamiento cordobés a los medios, la creación de "decenas de empleos de alta cualificación".

A ninguna corporación le sobran etiquetas como vanguardia, tecnología e innovación, sobre todo si están vinculadas a la protonterapia, una técnica avanzada de radioterapia indicada para tumores de comprometida ubicación y para un amplio porcentaje de tumores pediátricos. Y para eso estaba la foto en la que todos se retrataron.

Y llegaron los interrogantes: el Ayuntamiento y la Universidad de Córdoba no sólo afirmaban en sus notas el qué sobre la cuestión, es decir, que "Córdoba acogerá un centro de tratamiento a pacientes oncológicos mediante protonterapia", sino que entraban en detalles del cómo: la conformación de un sistema de nodos en los 13 centros de oncología radioterápica de los hospitales públicos andaluces, "mediante la instalación de equipos remotos". Y añade la información institucional que este centro de protonterapia de Mevion, de carácter privado, "estará disponible para utilización por parte del Sistema Andaluz de Salud (SAS) y de su personal".

El personal del SAS, ante el anuncio de las dos instituciones sobre el qué y del cómo del supuesto proyecto en ciernes y el anuncio de la misma Mevion en su web, quedaron perplejos. No sería tal el caso del titular andaluz de Salud el día en que se retrata en Córdoba con los inversores, pues la Consejería dispone en su mesa, desde hace más de un año, del proyecto ProSAS. Este plan desarrolla la creación de un centro de protonterapia en Andalucía, que sería el primero en España de carácter público.

En el libro blanco y el informe económico de este proyecto, del que la Secretaría General de Investigación, Desarrollo e Innovación de la Consejería de Salud afirma que está "pendiente de estudio", han trabajado durante años hospitales de referencia como el Virgen Macarena, Virgen del Rocío, Virgen de las Nieves o el Regional de Málaga, la Universidad de Sevilla y el Centro Nacional de Aceleradores.

Mientras los profesionales del SAS intentan despertar de su pasmo por este repentino giro, la empresa estadounidense Mevion hace del anuncio del proyecto cordobés uno de los puntos de atención de su negocio en la web. Y, aunque informa con letras grandes haber sido "seleccionada" para la realización del centro de protonterapia en el sur de España, la Consejería de Salud niega a este periódico de la existencia de un procedimiento de selección.

Además, informa de que es una "opción que se valorará llegado el momento", de "acuerdos específicos aún por llegar", supeditados en cualquier caso a que "se haga el centro", que es "lo primero que debe acontecer antes de hablar de cualquier cosa", explica la Consejería.

Salud, por tanto, rechaza la existencia en este momento de un convenio o acuerdo con la empresa Mevion, extremo que la compañía estadounidense también desestima. Tales negaciones se producen a pesar de los detalles ofrecidos en los comunicados sobre la construcción del centro en tierras cordobesas o la conformación de una red de protonterapia en los 13 centros de oncología radioterápica de Andalucía. Sí hay confirmación, en cambio, de la existencia de diálogo entre las dos orillas del Atlántico.

Así, la Consejería informa de "conversaciones" entre el Ayuntamiento cordobés y Mevion, mientras que Mevion, por su lado, informa a este periódico de "una iniciativa" en marcha que pueda "tratar a cualquier paciente del SAS" y de estar además en "conversaciones con la Junta de Andalucía para hacer viable su objetivo".

Nada contesta la Consejería sobre que haya un objetivo de este grado, aunque sí alude a los genéricos fines de la administración de "tratar de dar las mejores respuestas y más vanguardistas posibilidades terapéuticas a sus usuarios", de aquellas que "recomiendan los profesionales de la salud".

Estos profesionales, en cambio, han tenido que conocer por la prensa del anuncio de una próxima fuga del centro de protonterapia, desde la iniciativa pública a la empresa Mevion, después de haber leído, año tras año, desde 2018, cómo el Plan de necesidades del SAS contemplaba el desarrollo de un proyecto público de protonterapia.

Aparte de las conversaciones en marcha, ni Mevion ni Salud dan a conocer fechas precisas sobre la definitiva construcción del centro de protonterapia en Córdoba. Sólo cabe la pista de 2022, que es el año que figura en la web del Grupo Cooperativo de Terapia de Partículas. Este portal especializado en la materia comunica una relación efectuada entre Mevion y la Universidad de Córdoba para la instalación de un acelerador con capacidad para una sala de tratamiento oncológico. La fuga de protones parece ya establecida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios