Andalucía

Trump recibe un tratamiento 'made in Granada' contra el coronavirus

El tratamiento de Trump es granaíno El tratamiento de Trump es granaíno

El tratamiento de Trump es granaíno / Archivo

Granada podría tener algo que ver en la recuperación de Donald Trump, presidente de los Estados Unidos. El magnate, empresario y ahora presidente estadounidense ha recibido un tratamiento para combatir el Covid-19 basado en un cóctel experimental de la farmacéutica Regeneron, el antiviral Remdesivir y dexametasona, los cuales les han venido de maravilla y ha prometido a sus ciudadanos su suministro gratuito en los próximos meses.

Este tratamiento ya ha pasado por las fases 1, 2 y 3 de ensayo y ha sido probado en 275 pacientes, todos con COVID-19 confirmada por una prueba de laboratorio, según los datos preliminares difundidos por la compañía en un comunicado el pasado 29 de septiembre. Entre sus componentes, la dexametasona es un corticoides cuyo uso en enfermos Covid está avalado por un estudio de Oxford, aunque meses antes de que se hiciera público ya se utilizaba en el hospital Clínico San Cecilio de Granada un componente muy parecido.

José Luis Callejas, de la Unidad de Enfermedades Autoinmunes Sistémicas del Clínico de San Cecilio de Granada, habló en plena pandemia de este tipo de tratamientos y el por qué del elevado número de víctimas mortales en España en relación a otros países de la Unión Europea. El profesional sanitario fue criticado e incluso amenazado en ámbitos judiciales pero, ahora, es Donald Trump quien se ha rendido a los efectos beneficiosos de este tipo de tratamientos.

La dexametasona es un medicamento antiinflamatorio que se conoce desde la década de 1960 y se está utilizando desde hace varios meses para combatir los estragos del Covid-19. En este sentido, el corticoides similar utilizado en el hospital de la capital granadina ha demostardo ser eficaz a la hora de disminuir los índices de mortalidad, los ingresos en cuidados intensivos y las intubaciones.

Un cóctel de "uso compasivo" para Trump

El hecho de que Trump haya recibido el cóctel de Regeneron le ha valido también críticas a la farmacéutica, que aún no cuenta con una autorización formal para la distribución y venta del producto, que fue suministrado al presidente bajo la excepción de "uso compasivo", a petición de sus médicos.

De acuerdo al regulador estadounidense, Administración de Alimentos y Medicinas, encargada de dar el visto bueno a los fármacos, el "uso compasivo" permite el acceso a medicamentos en fase experimental de pacientes cuya vida peligre. Aún así, Hasta que la FDA no apruebe el medicamento, la única manera de acceder a ese tratamiento es presentándose voluntario a ensayos clínicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios