Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

Turismo

Siete caminos para experimentar la provincia

  • El río vertebra la comarca del Bajo Guadalquivir, una zona de la provincia que se abre al turismo cada vez más, gracias a la variada oferta de localidades sevillanas como Lebrija, Utrera o Los Palacios

Laguna de La Galiana, en el complejo endorreico Lebrija-Las Cabezas de San Juan. Laguna de La Galiana, en el complejo endorreico Lebrija-Las Cabezas de San Juan.

Laguna de La Galiana, en el complejo endorreico Lebrija-Las Cabezas de San Juan.

La comarca del Bajo Guadalquivir es una gran desconocida para muchos sevillanos y, sin embargo, encierra mil y un encantos y atractivos turísticos que hacen de ella un enclave único en la provincia: la caza, el toro, el caballo, la marisma, la campiña… Las vacaciones estivales pueden ser la ocasión perfecta para acercarnos y recorrerla, en coche o en tren.

El Bajo Guadalquivir está enclavado en la margen izquierda del río Guadalquivir, situado en la baja Andalucía, la parte más meridional de Europa. La Comarca, compuesta por siete municipios (Utrera, Los Palacios y Villafranca, Los Molares, El Coronil, Las Cabezas de San Juan, Lebrija y El Cuervo) gira en torno al río Guadalquivir, que riega sus fértiles campiñas dejando a su paso un hermoso paisaje de extensos cultivos, de marismas y viñedos. Con una superficie de 1.562km2, deja a su paso un bello paisaje de extensos cultivos, marismas y viñedos.

La comarca ofrece un gran potencial turístico. El visitante puede conocer su cultura y tradiciones a partir de su rico patrimonio, recrearse en la belleza natural, realizar actividades de recreo y esparcimiento, deleitarse con sus ricos vinos y gastronomía o disfrutar de las fiestas populares.

Patrimonio cultural

En patrimonio destacan sobre todo los numerosos castillos diseminados por toda la zona, dando a sus ciudades una fisonomía muy especial. De hecho, el viajero puede realizar la Ruta de los Castillos del Bajo Guadalquivir, con el punto de partida en el Castillo de Las Aguzaderas de El Coronil, pasando por los Morales y Utrera, finalizando con el recorrido en Lebrija.

La arquitectura religiosa es otra parte valiosa del patrimonio del Bajo Guadalquivir. Las iglesias se convierten en verdaderas joyas del arte gótico y mudéjar, destacando especialmente las Iglesias de Nuestra Señora de la Consolación en Utrera y la Iglesia Mayor de Santa María La Blanca, en Los Palacios y Villafranca.

Iglesia Mayor de Santa María la Blanca de Los Palacios y Villafranca. Iglesia Mayor de Santa María la Blanca de Los Palacios y Villafranca.

Iglesia Mayor de Santa María la Blanca de Los Palacios y Villafranca.

Turismo de naturaleza

El Bajo Guadalquivir, por su bello y variado entorno, ofrece multitud de posibilidades de practicar actividades de turismo activo, realizando a su vez un sano ejercicio en estrecho contacto con la naturaleza. El contraste paisajístico que ofrece el entorno natural de la comarca resulta idóneo para desarrollar todo tipo de actividades deportivas, visitar los espacios naturales protegidos como el embalse-pantano Torre del Águila, en Utrera, o los humedales del Complejo Endorreico Lebrija- Las Cabezas de San Juan, compuesto por siete hermosas lagunas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios