La exposición podrá verse hasta el 8 de mayo

Pedro Simón, un artista en la resistencia de César Sastre

  • La galería de Martín Villa tributa este jueves un homenaje al artista que surgió de la hornada de creadores apadrinados en los años 80 por Juana de Aizpuru

Detalle de 'Mujer asomada al balcón' de Pedro Simón. Detalle de 'Mujer asomada al balcón' de Pedro Simón.

Detalle de 'Mujer asomada al balcón' de Pedro Simón.

"Sed auténticos y no os falsifiquéis". Con este alegato, recibe al visitante en su página web el artista afincado en Sevilla Pedro Simón (Madrid, 1949). Y es, quizás, esa apuesta por la autenticidad a toda costa, al margen de modas, corrientes o imposiciones de la mercadotecnia la que ha convertido a este creador, becado en sus comienzos en los primeros 80 por la Casa Velázquez y por esa mater que fue (y sigue siendo) la galerista Juana de Aizpuru, en una suerte de autor dentro de esa selecta minoría que es el arte contemporáneo. Un artista fiel a lo largo de toda su carrera al principio inmutable de crear e investigar, pero también un artista que, llegado el momento, necesita y agradece el abrigo de un galerista que le apoye y un grupo de compañeros que le arrope cuando ya ha rebasado los 70 años. Tal es la razón del tributo que le rendirá un grupo de personalidades de la cultura sevillana, con los que ha compartido encuentros e inquietudes, este jueves a las 20:00 en la galería César Sastre (calle Martín Villa, 5), un espacio de resistencia para la creación contemporánea que se sostiene en exclusiva por la iniciativa privada.

'La dama de Elche' de Pedro Simón 'La dama de Elche' de Pedro Simón

'La dama de Elche' de Pedro Simón

Porque detrás de la galería de César Sastre (Palencia, 1950) sólo está el nombre de este abogado afincado en Sevilla hace más de 40 años -"llegué con una mano delante y otra detrás, sin conocer a nadie de los círculos habituales de la ciudad", precisa-, fundador en su día de la galería La Caja China que, ya retirado de sus tareas en el mundo del Derecho, ha regresado hace poco más de un año a la pasión que siempre movió su vida: abrir un espacio -en el mismo lugar que durante décadas fue su despacho- para impulsar a jóvenes promesas, relanzar la carrera de figuras consagradas y actuar de mecenas de cuantos proyectos sienta que merecen un respaldo.

Pedro Simón (Madrid, 1949). Pedro Simón (Madrid, 1949).

Pedro Simón (Madrid, 1949).

Por tanto, la de este jueves (20:00) es la velada protagonizada por un artista que realizó estudios junto a José Guerrero, que participó de la escena internacional del arte contemporáneo (ahí está su presencia en ferias y galerías de distintas capitales de Europa como la Feria Internacional de Arte de Basel) y que conoció los primeros años de la feria ARCO -"muy diferente a lo que es ahora, entonces había más artistas que galerías y más contacto entre creadores, era enormemente enriquecedora", rememora; pero también, decimos, la ocasión idónea para celebrar el entusiasmo de un galerista que cuenta en su haber con trabajos editoriales tan cuidados como la revista especializada en cine Cámara lenta o la colección de arte y poesía Carne y sueño.

Quien visite la muestra, que se abre el viernes al público y podrá verse hasta el próximo 8 de mayo, encontrará algunas de las mejores esculturas que ha realizado Simón desde que empezara a dar sus primeros pasos allá por 1973, cuando comenzaba su formación en la extinta escuela de Artes y Oficios. Cada vez que acometía un nuevo proyecto pictórico, explica, realizaba una serie de piezas escultóricas, unas veces a modo de boceto de una obra mayor y otras a modo de ejercicio de las formas que serían representadas más tarde sobre el lienzo. Así, la muestra acoge piezas de series como Inadaptable, Abstracciones, Leda y el cisne, Estudios de Picasso o la más reciente Smoke pype, surgida esta última de su afición a fumar en pipa. En los estudios de esta serie, Simón representa el humo "no con la forma embellecida del sfumato de Turner o de las estaciones de trenes de los impresionistas, sino recreando los ritmos de las volutas que se quedan en el aire". Su pasión, insiste, es más que revisar su propia obra, "investigar e investigar", como insistía su admirado Picasso. "De él no me interesa tanto lo que pinta, sino cómo lo hace, el proceso pictórico, cómo mueve la brocha", reflexiona este artista que a lo largo de toda su vida ha transitado entre la reformulación del cubismo y la abstracción.

La siguiente exposición de César Sastre explorará el vínculo entre arte y moda en la obra de Rafael García Forcada

Tras la muestra consagrada a Pedro Simón, César Sastre acogerá la obra, a medio camino entre el arte y la moda, de Rafael García Forcada, con el que explorará los vínculos entre ambas disciplinas en su galería. Un espacio con el que quiere demostrar que hay que seguir los impulsos vitales "sin quejarse ni caer en el pesimismo". Este propósito, sostiene, "debe existir al margen de la situación económica porque, como se sabe, el arte contemporáneo como la cultura en general siempre ha sido minoritaria". Un galerista en la resistencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios