¡Va por nosotras! | Estreno en Movistar+ Feminismo balompédico

Una imagen de la comedia francesa '¡Va por nosotras!'.

Una imagen de la comedia francesa '¡Va por nosotras!'.

Tengo mis dudas de que esta comedia costumbrista francesa pase airosa el famoso test de Beschdel que otorga el certificado de igualdad o aspiraciones feministas en las ficciones y producciones artísticas. Y eso que se esfuerza en caricaturizar al macho futbolero y ponerlo en solfa a costa de un equipo de fútbol local abocado a jugar con mujeres (madres, esposas, policías, putas y convictas) después de la sanción federativa para salvar in extremis su condena al descenso de categoría.

Servido el improbable enredo para jugar la comedia, ¡Va por nosotras! despliega sus estereotipos y lugares comunes entorno a la vieja guerra de los sexos y pone en práctica su falso feminismo y su sororidad entrenada y vigilada con cierta condescendencia sin intención de molestar demasiado. Se trata a la postre de especular con el cambio de roles y de desplazar al cómodo ámbito provinciano tan del gusto de la comedia popular gala cualquier atisbo de verdadera reivindicación de género para tiempos de lemas, manifas y consignas 2.0.

Más bien al contrario, la amable cinta de Mohamed Hamidi (La vaca, Bienvenidos al barrio), discurre placenteramente por la autopista del laissez-faire y ni siquiera se atreve a enarbolar la bandera de la verdadera emancipación en un repliegue tan manso como festivo. Hay que reconocerle al menos, y no es poco, que sus intérpretes (Merad, Calamy, Wilms) están todos a buen tono y que la cosa discurre con sorprendente ritmo y ligereza.    

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios