Cofradias

El Metro se colapsa en una jornada sin autobuses

  • El suburbano se queda pequeño en la primera Semana Santa con la estación Puerta Jerez, con colas de más de una hora

El Metro se colapsó a primera hora de la tarde de ayer coincidiendo con la huelga de trabajadores en Tussam. Cientos de personas optaron por el suburbano como alternativa al autobús en el primer Domingo de Ramos con estación en la Puerta de Jerez y el suburbano se quedó pequeño para responder a la demanda del servicio.

De hecho, la de la Puerta de Jerez fue la boca de Metro que registró más problemas de aglomeración de usuarios, sobre todo en las horas punta (15:00 y 20:00), al ubicarse en el punto más cercano a la Catedral. En determinados momentos, el personal del Metro tuvo que recomendar a los usuarios que abandonasen la estación por la gran saturación de la línea, pero no hubo que cortar el servicio.

En algunos casos fue mejor recurrir a Tussam. Sólo un par de autobuses por línea funcionaron -el 50% de la flota, según marcaron los servicios mínimos-, lo que se tradujo en una media de 30 minutos de espera. Según advirtieron algunos conductores, esta demora alcanzó en algunos momentos la hora, pero ayer fue difícil encontrar paradas con colas importantes.

Las opciones para ir al cascohistórico eran ayer pocas, sobre todo, desde el extrarradio. Familias enteras, con carritos de bebé, aguardaban, con sus mejores galas para disfrutar del Domingo de Ramos, en las paradas. En la línea 23, el autobús se llenó en las dos primeras paradas de Santa Aurelia. Algunos de los usuarios que viajaban en esta línea, que pretendía llegar hasta Triana, optaron por bajarse en Mayo Gayarre para tratar de coger el Metro. Misión imposible.

La estación Primero de Mayo estaba llena de gente a las cuatro de la tarde. En torno a 200 personas se concentraron a esta hora para tratar de coger el Metro, en colas tanto para comprar el billete de viaje como ante los tornos de acceso al andén, donde ya no cabía más gente.

Las colas fueron creciendo por la tarde, sobre todo en la Puerta de erez. Las esperas superaban la hora y media y la multitud de personas salía por las escaleras del Metro y bordeaba todo el edificio del Cristina. En suma, éxito del Metro y poca incidencia de la huelga de Tussam.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios