cómics

Resuélvelo todo

  • Panini está reeditando los dos polos principales del trabajo de Jonathan Hickman en Marvel, 'Los 4 Fantásticos' y 'Los Vengadores'

Tres de los 4 Fantásticos. Tres de los 4 Fantásticos.

Tres de los 4 Fantásticos.

Durante la primera década del siglo XXI, los cómics Marvel tuvieron a Brian Michael Bendis como arquitecto principal. Bendis llegó a la editorial en el año 2000, después de haber firmado en solitario un interesante puñado de historietas de género negro, más la estupenda Powers, junto al dibujante Michael Avon Oeming. En la Casa de las Ideas, inauguró el sello Ultimate con Spiderman, abrió también fuego en la línea MAX con Alias y firmó, dentro de la sugestiva propuesta de Marvel Knights, una etapa de Daredevil que figura entre los mejores tebeos de superhéroes de nuestro tiempo. Con estos éxitos en su haber, allá por 2004, tomó las riendas de Los Vengadores y los reventó en mil pedazos para luego volver a armarlos.

Durante los ocho años que permaneció al frente de la franquicia, los situó en el centro mismo del universo Marvel e hizo que de ellos emanaran eventos editoriales tan sonados como Dinastía de M, Civil War, Asedio o Los Vengadores Vs. La Patrulla-X. Con esto último, en 2012, se despidió del supergrupo, entregando el testigo a su amigo Jonathan Hickman.

El nuevo escritor no solo continuó la labor de Bendis como guionista de los Héroes más Poderosos del Mundo, sino que acabó también ocupando su sitio como arquitecto de la compañía en la segunda década del siglo.

Conocido en el ámbito independiente por incorporar el diseño gráfico a la narración de densas historietas de ciencia ficción, Hickman aterrizó en Los Vengadores con una mirada ambiciosa y un estilo muy personal y sofisticado. El escritor de The Nightly News y Pax Romana se había estrenado en Marvel con Secret Warriors, de la mano precisamente de Bendis, y suyos eran también la interesante S.H.I.E.L.D. y una revolucionaria etapa en Los 4 Fantásticos en la que Reed Richards se había propuesto solucionar todos los problemas del mundo y que, en lo formal, demostraba la calma de Hickman a la hora de narrar. El escritor no paró de lanzar conceptos sin que, aparentemente, la historia avanzase hacia ninguna parte. Nada más lejos de la realidad, todo seguía un plan prefijado y solo al alcanzar la conclusión de la etapa las piezas diseminadas acabaron por tener sentido. Más aún, este fascinante capítulo de Los 4 Fantásticos dejó algunos interrogantes que conectaron con la nueva etapa de Los Vengadores y que siguieron como melodía de fondo hasta ponerse en primer plano en Secret Wars, un evento prodigioso desde el punto de vista editorial, pues conectaba seis años de historietas en un solo tapiz.

Ahora mismo, Panini está reeditando los dos polos principales del trabajo de Hickman en Marvel, Los 4 Fantásticos, dentro de la colección Marvel Saga, y Los Vengadores, en la colección Marvel Now! Deluxe. No me canso de recomendar fervientemente la lectura de lo que me parece uno de los capítulos más satisfactorios y excitantes de la historia moderna de Marvel, por su factura impecable, su riqueza imaginativa, su originalidad y una complejidad estructural que acaba recompensando al lector paciente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios