Cómics

Los trece del patíbulo

  • 'Record of Ragnarok' (2017), de Takumi Fukui, Shinya Umemura y Azychika, es un combate individual de trece humanos contra trece dioses, luchando por la supervivencia de la Humanidad

Detalle de la portada del volumen.

Detalle de la portada del volumen.

Cada mil años, los dioses de todos los panteones se reúnen en una asamblea que decide el destino de la Humanidad mediante una votación, determinando así si la ésta merece seguir viviendo o debe extinguirse. Esta vez, la Humanidad ha llegado demasiado lejos: las guerras, la contaminación, la destrucción de la naturaleza... Así pues, la decisión de los dioses ya está tomada, y la Humanidad se debe extinguir.

En el último segundo, interrumpe la asamblea de los dioses Brunhilda, una valquiria que desea la supervivencia de la Humanidad, aunque lo que no se sabe es con qué intenciones. Utiliza una cláusula de la Ley de los Dioses para darle una oportunidad a la Humanidad: el Ragnarok, que establece que trece humanos se enfrentarán contra trece dioses en combates individuales, uno contra uno. Con el temor de ver su orgullo herido, los dioses aceptan. Los trece mortales más fuertes de la Historia de la Humanidad se enfrentarán a las trece deidades más poderosas. De esta manera, comienza la desigual batalla por la supervivencia de la Humanidad, cuyo destino será decidido por el primer bando en lograr siete victorias.

Los trece seres humanos, sin duda tienen por delante una misión casi imposible, prácticamente suicida, comparable a la que lleva a cabo el grupo de presidiarios del largometraje Los doce del patíbulo (1967), una película bélica dirigida por Robert Aldrich y protagonizada por Lee Marvin, Charles Bronson, John Cassavetes, Telly Savalas y Donald Sutherland, entre otros muchos. Al menos, en Record of Ragnarok se trata de trece personas, una más que en filme, donde solamente son doce quienes se tienen que enfrentar a un difícil reto.

Este es el argumento del manga titulado Record of Ragnarok, creado y realizado por Takumi Fukui, Shinya Umemura y Azychika. La Editorial Ivrea es quien lo publica en España, y originalmente, en Japón fue una de las grandes sorpresas inesperadas de la revista Gekkan Comic Zenon en 2017.

Se trata de una historia clásica de pelea de gladiadores, pero con la diferencia de que en esta ocasión se trata de figuras mitológicas contra históricas, jugando con las características ya conocidas de estos personajes y modificándolas para dar relevancia a los poderes o a las personalidades de los mismos. Nos hace simpatizar con los protagonistas y, por lo tanto, los vuelve más cercanos.

En el primer tomo se baten en duelo Thor -dios nórdico e hijo de Odín- y Lü Bu, el guerrero más fuerte de Los Tres Reinos. Sus diseños se distancian bastante de nuestro imaginario colectivo, sobre todo el de Thor, que se aleja de la imagen que en la última década ha sido popularizada por Chris Hemsworth en el universo cinemático de Marvel. Utiliza su mítico martillo Mjölnir para el combate. Lü Bu es un hombre maduro con músculos y más músculos que vive para pelear.

En el segundo tomo, se enfrentan Adán, como representante por ser el padre de la Humanidad, y Zeus, dios de los dioses, padre de los mismos. En Record of Ragnarok nos encontramos con toda clase de figuras históricas, literarias y mitológicas. Mientras que los dioses contarán en sus filas con divinidades de la talla de Zeus, Anubis, y Shiva, los humanos tendrán entre sus defensores a Rasputín, Leónidas, Kojiro Sasaki y Jack el Destripador, entre otros.

Aunque los dioses se burlen de sus débiles contrincantes, la astucia humana y la ayuda de las valquirias permitirán unos combates de lo más brutales y sorprendentes. El resto de dioses que aparecen aparte de los combatientes en el torneo, hacen la función de masa orgullosa e infantil. Sin embargo, alguno de ellos ya prometen intervenciones más importantes en los próximos tomos.

Los diseños de todos los personajes son muy llamativos y diferentes entre ellos, haciendo especial mención a los humanos. Lejos de hacerlos inferiores o simples, tienen un diseño tan elaborado e irreal como los propios dioses.

La obra de Shinya Umemura, Takumi Fukui y Ajichika ha logrado hacerse poco a poco con el lugar que se merece entre los lectores nacionales e internacionales, hasta el punto de que en 2020 se lanzó otra serie de manga, un spin-off centrado en la figura china de Lu Bu. En el año 2021, se ha estrenado en Netflix la versión en teleserie de anime.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios