Tala de árboles El Ayuntamiento pretende encargarse del ficus de Triana y su espacio en la parroquía

Consumo

Los beneficios que tiene el vino sobre nuestra salud mental

Un consumo moderado de vino genera múltiples beneficios a nuestro organismo

Un consumo moderado de vino genera múltiples beneficios a nuestro organismo

En España se consumieron, el pasado año 2020, 23,9 litros de vino por persona. Aunque sufrió un descenso significativo respecto a años anteriores, esto no supondría un problema real, dado que el consumo de vino, según suben las edades, aumenta. Además, diversos estudios inciden en cómo el vino está calando cada vez más entre jóvenes de 26 y 34 años.

En la actualidad, numerosas investigaciones confirman, además, los múltiples beneficios que supone un consumo moderado de vino en nuestro organismo. Según el blog especializado Vinetur, estas propiedades ayudarían incluso a nuestra salud mental.

La clave se encuentra en la uva

El doctor Ramón Estruch, coordinador científico y portavoz de la Fundación para la Investigación del Vino y la Nutrición, FIVIN, miembro del Servicio de Medicina Interna del Hospital Clínic de Barcelona, del Centro de Investigación Biomédica en Red del Instituto de Salud Carlos III de Madrid, ha confirmado esta relación: "Estos compuestos tienen propiedades bioactivas que también se han relacionado con la neuroprotección".

En cuanto al nivel cognitivo, el consumo de vino podría asociarse con un menor riesgo de padecer demencia o depresión, así como prevenir el avance de enfermedades de deterioro cognitivo. 

La uva es una de las principales responsables de estos beneficios a nivel mental. Según las diversas investigaciones, recogidas por Vinetur, el resveratrol, componente principal de esta fruta, cuenta con propiedades antiinflamatorias y es un potente reductor del estrés oxidativo. Además, este componente neutralizaría las moléculas altamente oxidantes responsables de dañar determinas áreas de nuestro cerebro. También es un excelente regulador de la sirtuina2.

Entre alguna de sus numerosas virtudes, el resveratrol también incide de manera positiva en la depresión y la ansiedad debido a que aumenta la producción de AMPc, molécula clave en la comunicación entre células. Pero no solo se queda ahí, el resveratrol también neutralizaría  la fosfodiesterasa 4 y como consecuencia tendría un alto efecto antidepresivo.

No obstante, la Fundación para la Investigación del Vino y la Nutrición, FIVIN, ha querido advertir que, a pesar de los numerosos estudios, estos beneficios no son suficientes para que alguien que no beba comience a hacerlo. Lo que sí es recomendable es consultar a un especialista médico antes de incluir en nuestra dieta un consumo de alcohol adicional por motivos de salud.

Para todos aquellos amantes de esta bebida también se recomienda unos hábitos de vida saludable y fomentar una dieta equilibrada, donde sí que cabrá un consumo moderado y ocasional de vino. Es realmente importante incidir en la moderación en el consumo ya que, si bien sus beneficios son variados, un consumo excesivo podría tener un efecto totalmente contrario a lo deseado. Desde la Fundación para la Investigación del Vino y la Nutrición la recomendación es la prevención en abstemios o no bebedores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios