VERANO

Este kit de playa para el bebé resuelve las dudas sobre lo que te hace falta llevar

Niños jugando en la playa

Niños jugando en la playa

Hay situaciones en la vida en las que uno merece estar prevenido de lo que le espera y otras en las que por mucho de que te avisen de lo que viene hay que vivirlas en primera persona para saber lo que suponen. Ir a la playa supone todo un placer para la mayoría de las personas. Sol, mar, toallas, tumbonas, descanso, paz, relax, una buena sobremesa.

Tu imaginario se evade y sonríes mientras disfrutas mentalmente de lo que te espera durante tus vacaciones...hasta que pruebas la experiencia de ir a playa con un bebé. Entonces lo que en teoría serían horas de asueto y diversión se convierte en momentos de estrés, tensión y preocupación porque nada falte y todos (niños y mayores) regresen a casa de una pieza.

Para ello es necesario tener claro cuáles son los utensilios indispensables en nuestro kit de playa para el bebé, que resuelve las dudas sobre lo que te hace falta llevar: Crema solar, gafas de sol, pañales, juguetes y una tienda de playa como esta que ofrecen en Lidl no deben fallar en tu lista de provisiones. Eso y grandes dosis de paciencia.

Tienda de playa para bebés 'Badubelle' Tienda de playa para bebés 'Badubelle'

Tienda de playa para bebés 'Badubelle' / lidl.es

La tienda de playa para bebés 'Badubelle' protege de los rayos UV-50, de la arena y del viento. Dispone de un formato abierto con unas dimensiones de 125 x 100 x 85 cm. y muy ligera de peso, únicamente medio kilo, para poder contrarrestar el resto de múltiples accesorios que nos harán falta para pasar una jornada de playa con un bebé. Su precio, 24,99 euros en Lidl.

Es indispensable acudir a la playa en horas a las que no haga excesivo calor y los rayos puedan dañar menos la piel del bebé

Una vez que acudes a la playa con menores hay que hacerlo con mucha precaución. Lo ideal es no exponer a los bebés de menos de 6 meses al sol, por lo que habría que evitar la playa a toda costa. A partir de esa edad, hacerlo a horas en las que no haga excesivo calor y los rayos puedan dañar menos la piel del bebé.

Esto es acudir a primera hora de la mañana o a última de la tarde. Y por supuesto, nada de distraernos leyendo nuestra novela favorita sentados en la silla o charlando con el móvil con nuestra amiga del alma. Todos los sentidos puestos en el bebé y en organizar todo lo que nos hemos traído con nosotros a la playa.

Pañales, agua y toallitas

Los pañales, el agua y las toallitas refrescantes y limpiadoras del cuerpo del bebé/niño son indispensables en la lista de objetos que debemos transportar en el carrito. Nunca son suficientes, así que siempre mete varios de más aunque pueda resultarte exagerado. Hidratarse para evitar insolaciones, golpes de calor o mareos es fundamental. Nunca sabemos en qué momento puede pasarnos y debemos estar preparados.

Sombrilla y toallas grandes

Una vez que cambias modo pareja/amigos de ir a la playa y pasas al modo familia con niños pequeños no te queda más remedio que llevar la sombrilla a cuestas. Y cuanto más grande mejor. Al igual que las toallas. Se acabó eso de una toalla pequeñita para secarte al sol y ocupar poco espacio. Ahora necesitamos una toalla tamaño XL para que el bebé pueda convertirla en su zona de juego su ensuciarse demasiado y exponerse a comer arena, aunque es 100% seguro que intentará buscarla cual tesoro.

Crema solar

Protector Garnier Protector Garnier

Protector Garnier / amazon

La crema solar es otro elemento indispensable. Y no vale cualquiera. Se recomienda no echar crema con protector solar a los bebés menores de 6 meses y a partir de los 6 meses se recomienda usar cremas solares que tengan filtros físicos o minerales, ya que estos garantizan una mejor protección ante la radiación. Aquí os dejamos una lista con los mejores protectores solares infantiles

Gorro

Y si importante es proteger a nuestros menores de los rayos del sol para cuidar su piel, igual de importante, o más, es hacerlo del impacto en su cabeza con un gorro (o varios) que le ayuden a no pasar tanto calor y que su cuerpo se mantenga en la temperatura adecuada. Incluso cuando chapotea en la orilla del mar.

Piscina de plástico hinchable y flotador

Y si aún no nos fiamos demasiado de que se acerque a la orilla del mar, siempre nos queda la opción de llevar nuestra piscina hinchable para instalarla con todos sus accesorios junto a nuestra sombrilla para poder disfrutar, y vigilar siempre de cerca, cómo nuestros pequeños se divierten jugueteando por primera vez con el agua.

Para meses posteriores el flotador antivuelco será indispensable para evitar sustos innecesarios en sus primeros chapuzones en mar abierto o piscina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios