NOCTURNA 🏃 Polémica con la bolsa del Corredor de la Nocturna de Sevilla

ECONOMÍA

La regla perfecta para ahorrar dinero

Cuadrando cuentas para ahorrar en casa

Cuadrando cuentas para ahorrar en casa / PIXABAY

El verano es época destinada a disfrutar, a hacer cosas que habitualmente no podemos hacer y a gastar dinero. Viajes, actividades de ocio, comidas en restaurantes, compras... Muchas familias se llevan ahorrando durante meses para poder hacer frente a estos gastos.

Y cuando todo acabe y la cuesta de septiembre apriete y la economía familiar empiece a reclamar atención de forma urgente se buscarán las fórmulas para seguir haciendo frente a las obligaciones del día a día sin perder de vista nuevas ilusiones para el futuro ¿Cómo hacerlo? ¡Ahorrando!

¿Y cómo ahorrar en tiempos de crisis? Sí, se puede ahorrar en tiempos de crisis. Aquí os enseñamos uno de los métodos más recomendados por los expertos en finanzas: La regla 50-30-20

¿Qué es la regla 50-30-20?

La regla 50-30-20, creada por Elizabeth Warren, profesora de Harvard que la expuso en su libro All Your Worth: the Ultimate Lifetime Money Plan, recomienda organizador distribuir nuestras ganancias de la siguiente forma: 

El 50% destinado a los gastos básicos, el 30% para los gastos personales y el 20% para ahorros. Se trata de un método complicado de asumir si los ingresos medios son bastante bajos, pero relativamente cómodo de llevar en economías familiares asentadas que pueden ayudar a llevar mejor las cuentas de la casa y hacer frente a imprevistos sin sobresaltos. 

Los expertos recomiendan destinar el 50% de nuestros ingresos a los gastos básicos, el 30% a los gastos personales y el 20% directamente al ahorro

La clave número uno para poder ahorrar es organizarse y la regla 50-30-20 es una forma sencilla de distribuir tus ingresos y adoptar un hábito de ahorro sólido.

¿Y a qué llamamos gastos básicos? ¿Qué se considera un gasto personal y no algo necesario? Aunque estos aspectos sean algo muy particular, según las circunstancias de cada persona/familia, en el gasto básico se suelen incluir los gastos de vivienda y la comida, mientras que se consideraría gasto personal lo que destinemos a ropa, práctica de actividad deportiva, actividades de ocio o salir con amigos, por ejemplo.

Ahí es donde destinamos un 30% de nuestro presupuesto y lo más complicado de cumplir habitualmente. 

Así, el 20% del dinero que ganas tiene que ir dedicado al ahorro, que iría conformando esa bolsa de emergencia necesaria para afrontar gastos imprevistos como una rotura de un fregadero, la sustitución de un colchón después de varios años con el mismo...

El reto de las 52 semanas

Para conseguir alcanzar ese 20% de ahorro al mes se pueden establecer propósitos en diferentes facetas de nuestro consumo diario para ahorrar dinero en combustible, comida y ropa innecesaria, así como artículos del hogar que podríamos ir adquiriendo en función de la evolución de nuestro presupuesto. 

Si queremos acelerar aún más nuestro ritmo de ahorro podemos combinar la regla 50-30-20 con otros métodos efectivos pero que exigen una férrea disciplina como el reto de las 52 semanas, una técnica que consiste en ahorrar de forma progresiva durante las 52 semanas que tiene el año.

Desde 1 hasta 52 euros, algo que llevado a rajatabla nos supondría un ahorro de 1.378 euros al año. Ideal para poder afrontar posteriormente esas vacaciones de verano.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios