Pulso entre paralelismos

Se anuncia un partido desbocado, con equipos más seguros en ataque que sin la pelota y que llegan con la moral reactivada. El Atlético tiene una final muy fresca, pero los sevillistas no le andan a la zaga.