Fútbol | Fair Play Ezequiel, tarjeta verde a una conducta modélica

  • El jugador alevín del San Juan llevará el brazalete al 'Fair Play' tras acallar los gritos de su padre contra el colegiado durante un partido

La tarjeta verde, un reconocimiento al Juego Limpio. La tarjeta verde, un reconocimiento al Juego Limpio.

La tarjeta verde, un reconocimiento al Juego Limpio. / RFAF

Este último fin de semana tuvo lugar en las instalaciones deportivas de Los Mares de Sevilla un episodio digno de mención. El alevín Ezequiel, del C.M.D. San Juan, mostró una actitud modélica frente a la conducta incívica de su padre desde la grada. El chico acalló los gritos de su progenitor contra el árbitro del partido que estaba disputando su equipo y recibió la tarjeta verde al Fair Play.

La acción se produjo en el minuto 56 del encuentro que medía a los alevines del C.M.D. San Juan y el A.D. Escritor Alfonso Grosso. Según refleja el acta arbitral, Ezequiel comenzó a llorar a causa de una posible falta no sancionada por el árbitro. Fue entonces cuando desde la grada, un aficionado al que el colegiado no pudo identificar empieza a emitir gritos. Al escucharlos, Ezequiel, aún llorando, se dirigió a su padre y le recriminó su reacción: "Papá, ya está, no sigas. Papá, cállate ya, por favor". Posteriormente, el muchacho, de 12 años, se dirigió al trencilla en los siguientes términos: "Árbitro, no te preocupes, a mi padre no lo escuches".

El colegiado del choque, Philip Olmedo, sorprendido ante la respuesta del alevín ante el comportamiento de su padre, le mostró la tarjeta verde al Juego Limpio. Así pues, de cara al próximo partido, Ezequile podrá lucir el brazalete del Fair Play. Éste es una de las medidas emprendidas desde la RFAF por el Defensor del Menor del Fútbol Andaluz, como recompensa a este tipo de actitudes. Ejemplos necesarios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios