Deportes

Irene Gonzalo, de un trasplante de hígado a coronar grandes cimas

Irene, de un trasplante de hígado a coronar grandes cimas Irene, de un trasplante de hígado a coronar grandes cimas

Irene, de un trasplante de hígado a coronar grandes cimas / Archivo

"Insistir, persistir y nunca desistir", aspectos que se ha grabado a fuego Irene Gonzalo, una joven con muchas ganas de vivir a la que la vida le ha puesto más de un impedimento. Cuando las personas estamos en un momento en el que nada parece tener sentido, hay personas que podrían ser un claro ejemplo del "sí puedo".

La joven de 24 años de edad tuvo que pasar hace poco más de un mes por un transplante de hígado debido a una enfermedad rara. Desde entonces la vida de Irene ha cambiado para bien y ha resurgido aún más en ella una de sus pasiones; la montaña. Entre risas, Irene muestra una cicatriz de vida, de superación ante las dificultades y, sobre todo, unas ganas de vivir que la han llevado a la cima de la felicidad.

Tras dolorosas recaídas, llegó la bondad de un ser especial que le donó parte de su ser para que ahora ella pueda cumplir sus sueños. Entre las ideas que tiene en mente está la de tocar cima en las cien cumbres más emblemáticas de Cataluña. Ya ha rozado con sus dedos cincuenta de esos picos pero, sin lugar a dudas, el momento de más emoción fue en la de Matagalls, la primera montaña que coronó tras su operación de trasplante.

Queda mucho por vivir y energías no le faltan. La joven entre tanta aventura no quiere olvida ni el más mínimo detalle y ya piensa en escribir un libro con sus vivencias en el proceso del trasplante. Bajo el título, De 0 a 4061 metros. Hospital y Monte, la joven escaladora quiere ayudar a personas que están pasando por la misma situación que a ella le tocó vivir, y con sus escritos quiere llenar de esperanza los corazones de estos pacientes.

El deporte, una liberación tras la enfermedad

La Universidad Politécnica de Madrid confirmó en uno de sus estudios que la práctica deportiva ayuda durante la hospitalización constituye "una herramienta terapéutica" para mejorar la calidad de los pacientes. Según los expertos y médicos, "es necesario diseñar programas personalizados de entrenamiento que permitan mejorar los beneficios que obtienen los pacientes tanto infantiles como adolescentes".

Los tratamientos a los que son expuestos hacen que el 80% de los enfermos tengan resultados positivos en cuanto a la enfermedad, pero a la larga sufren problemas respiratorios, debilidad muscular... etc. Por ello, la implantación del deporte como ayuda a enfermos es una teoría a tener muy en cuenta.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios