Amistoso

Old Trafford, dónde mejor para soñar... (1-3)

  • El Sevilla, tras un primoroso primer tiempo, vence al Manchester United en el homenaje a Ferdinand Vitolo, Marin y Rabello, autores de los goles.

Si el jueves el Sevilla jugó un partido que siendo oficial era lo más parecido a un amistoso, ayer, sólo 24 horas después, le tocó afrontar otro encuentro que parecía una fotocopia en negativo del primero: un partido amistoso lo más cercano posible a uno oficial. Del calor sofocante de Pogdorica, al frío otoñal de Manchester. De la sordidez al glamour. Y en el Teatro de los Sueños, el Sevilla alimentó la ilusión de los suyos con una victoria rotunda, preñada de buen fútbol.

Los goles de Vitolo, Marin y Rabello plasmaron la superioridad del equipo ayer aurinegro ante unos diablos, cierto es, con los cuernos recortados. Faltaban Van Persie, Chicharito, Rooney, Vidic, Nani, Rafael. Pero no dejaba de ser el Manchester United. El campeón inglés. En Old Trafford. Y en un partido especial aunque desnudo de toda oficialidad: el tributo al gran capitán, a Rio Ferdinand.

Nada de ese boato, como gusta decir a Del Nido, impresionó al equipo que está ahormando Unai Emery, que salió, se hizo el dueño de la pelota y empezó a trenzar un fútbol dinámico, imaginativo. Por momentos, prodigioso. Y siempre bajo una orden sagrada: la negación de las referencias ofensivas a la defensa rival.

Unai lo quiso hacer la pasada temporada con lo que disponía. Pero ahora, la versión 2.0 de su Sevilla, parece que cuenta con más piezas idóneas para plasmar su manual. Y el fútbol brotó: Perotti empezó a galopar por dentro, recibiendo muy atrás y asociándose con otro falso extremo que cada día destapa más virtudes, Vitolo. Y con Marin, que retornaba para firmar una primera parte plena de clarividencia y calidad en el pase y la definición. Ahí, entre líneas, pero con instinto de delantero. Por eso, cuando el alemán pisa área no se nubla, sigue trazando paredes y acaba empujando la pelota a la red con delicadeza. Vaya categoría de gol. Vitolo-Marin-Bacca-Vitolo-Marin. Y De Gea entregado. Y todo, a la velocidad del rayo. Supuso el 0-2, corría el minuto 25 y la sabia afición del equipo rojo de Manchester ya había asistido, estupefacta, al inopinado sometimiento de sus chicos durante el primer cuarto de partido.

Apenas tres minutos antes, una jugada de un espíritu similar empezó a reflejar en el marcador lo que sucedía sobre la hierba. De nuevo, por los pasillos interiores. Y de nuevo, con cuatro diablos de amarillo, no de rojo: Marin-Bacca-Perotti-Vitolo fue esa conexión. Y el canario que salva la salida de De Gea con sutileza, metiendo el exterior de su pie derecho para desviar la pelota a la red. Hasta el descanso prosiguió el monólogo sevillista, apenas interrumpido por un mano a mano bien resuelto por Beto (minuto 10).

Otro portugués, Diogo Figueiras, se presentó en sociedad por toto lo alto, con una decena de subidas verticales y malintencionadas. Como Cicinho, es menudo. Y ve el pase interior, cuando no traza la diagonal. Otra historia será cuando un rival lo obligue atrás, como sucedió en la segunda parte con Buttner.

Y es que en el intermedio, David Moyes debió echar espuma por la boca. El entrenador, como recién llegado, como sucesor de Ferguson, necesita cerrar dudas cuanto antes. Y este Sevilla se las abrió. Por eso entraron Jones y Carrick, los encarnados empezaron a morder e hicieron ceder metros a los de Emery, que además acusaban ya, con el paso de los minutos, el cansancio del partido en Montenegro y de tanto viaje.

Valencia marcó a placer el 1-2 a falta de 25 minutos. Vitolo, Perotti y Marin quedaron un tanto desconectados y la zaga, con Israel Puerto ya de central, empezó a sufrir. Pero Beto emergió de nuevo.

Emery empezó su carrusel de cambios. Gameiro por Marin, Jairo por Vitolo, Rabello por Bacca. Y ahí afloró otro atisbo de virtud: el banquillo, o eso parece, aportará por fin. Y mucho. Gameiro, sobre la hora, asistió a Rabello. 1-3 en el Teatro de los Sueños. Dónde mejor para soñar, dónde...

Ficha técnica:

1 - Manchester United: De Gea; Fabio, Rio Ferdinand (Evans, m. 81), Smalling, Buttner; Valencia (Zaha, m. 65), Cleverley (Jones, m. 46), Anderson (Carrick, m. 65), Kagawa (Giggs, m. 65); Januzaj y Henríquez (Lingard, m. 46)

3 - Sevilla FC: Beto; Figueiras, Fazio, Pareja (Israel Puerto, m. 55), Alberto Moreno: Medel (Guarente, m. 80), Kondogbia; Vitolo (Jairo, m. 71), Marin (Gameiro, m. 65), Perotti; y Bacca (Rabello, m. 76).

Goles: 0-1, Min. 21: Vitolo. 0-2, Min. 25: Marin. 1-2, Min. 64: Valencia. 1-3, Min. 91: Rabello.

Arbitro: Lee W. Probert (inglés). Sin amonestaciones.

Incidencias: Partido de homenaje al defensa internacional inglés Rio Ferdinand, que ha cumplido una década en el Manchester United. El presidente del Sevilla, José María del Nido, le entregó un obsequio antes del encuentro. Olf Trafford. Alrededor de 45.000 espectadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios