Coosur Real Betis Análisis en frío antes de mover ficha

  • La directiva estudia los motivos de la mala racha antes de decidirse por un movimiento u otro

Curro Segura observa las evoluciones del encuentro ante el Bilbao Básket, con Jaylon Brown persiguiendo a Borg. Curro Segura observa las evoluciones del encuentro ante el Bilbao Básket, con Jaylon Brown persiguiendo a Borg.

Curro Segura observa las evoluciones del encuentro ante el Bilbao Básket, con Jaylon Brown persiguiendo a Borg. / Raúl Caro (Efe)

Digerida la dura derrota ante el Bilbao Básket, la directiva verdiblanca analiza en frío las causas de la mala dinámica del Coosur Real Betis en busca de soluciones y tomar las medidas adecuadas. Se cree en el club que no hay una sola causa de la situación actual y las apreturas económicas no permiten errar la apuesta que se haga, ya que después ni habrá margen de maniobra ni dinero para intentar darle otro giro si fuera necesario.

Cuando se está metido en la zona baja, tres son los caminos que se pueden tomar en busca de la reacción: la paciencia, porque se vea compromiso en el equipo y posibilidades reales de una mejora inmediata en el juego y los resultados; el cambio de entrenador; o el fichaje de jugadores (con sus oportunos cortes) que marquen el cambio. Ésta opción funcionó la pasada campaña con Erick Green y Jerome Jordan, pero las circunstancia actuales son muy diferentes y la economía, con 400.000 euros menos de presupuesto, bien puede decidir por qué opción optar.

El Betis es decimoséptimo con dos triunfos y nueve derrotas. Estudiantes, decimocuarto, cuenta con dos victorias más, como el Fuenlabrada, mientras que en la misma situación que los verdiblancos están el Gran Canaria y el Casademont Zaragoza, mientras que el Bilbao Básket cuenta con los mimos partidos ganados pero con un tropiezo menos.

La situación es preocupante, pero todavía en el club no se considera desesperada y por eso se quiere hilar muy fino y tomar cualquier determinación desde un análisis sosegado de todo lo que rodea al equipo.

Zaragoza y Fuenlabrada son dos ejemplos de lo que puede pasar. El conjunto maño despidió a Diego Ocampo el 2 de noviembre y apostó por Sergio Hernández, seleccionador argentino –que ya estuvo en la órbita hispalense en su día con el fondo de inversión norteamericano– sin experiencia en Europa. Acumula el Oveja tres derrotas en la Liga Endesa, aunque bien es cierto que las dos primeras fueron por un punto.

El Fuenlabrada, por su parte, se movió antes. Tras cinco derrotas seguidas destituyó a Paco García y apostó por Javi Juárez. La reacción fue inmediata con tres victorias consecutivas, cuatro en seis jornadas, cambiado de cromos con la salida de Tomás Bellas y la llegada de Charlon Kloof.

El Gran Canaria, por su parte, mantiene una postura similar a la bética. Pese a los malos resultados se mantiene a Porfi Fisac, pese a su enfrentamiento abierto con uno de los buques insignia con Beirán –sería una grandísima incorporación para el Betis, un nacional que permitiría cortar a uno de los cupos de formación que menos juegan y fichar a otro jugador para la dirección o con puntos en sus manos–, mientras que el Bilbao Básket logró la cesión de Huskic para reforzar su juego interior. El colista, Gipuzkoa (un triunfo), bastante hace con competir en la ACB y de momento tampoco se ha movido en el mercado con una economía muy limitada también.

El parón por las Ventanas FIBA permite una reflexión en frío y tiempo para moverse en el mercado, pero la economía será lo que mande en el Coosur Betis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios