Betis Energía Plus

Dee, anotador con los 'minutos contados'

  • El escolta, duodécimo máximo realizador de la liga, ha sido el que menos jugó de los 30 primeros de esta clasificación en la LEB Oro

Johnny Dee se dispone a lanzar un triple en el partido en San Pablo ante el Barcelona B. Johnny Dee se dispone a lanzar un triple en el partido en San Pablo ante el Barcelona B.

Johnny Dee se dispone a lanzar un triple en el partido en San Pablo ante el Barcelona B. / Víctor Rodríguez

La plantilla (y trabajadores) del Betis Energía Plus se ha ganado a pulso unas vacaciones. Acabada la liga, empezó la Feria y Curro Segura dio a sus jugadores una semana de descanso antes de empezar el trabajo de postemporada, que se extenderá hasta finales de mayo. En ese tiempo el técnico debe tener ya claro, si no lo tiene ya, qué jugadores continuarán en su proyecto ACB. En sus anteriores ascensos con el Menorca y el CAI Zaragoza el granadino mantuvo un bloque de LEB, una base de seis jugadores a la que sumar piezas, músculo y puntos.

De esto último, sin embargo, tiene ya en la plantilla. Johnny Dee, máximo anotador de la categoría con el Araberri en la 2017-18 (15,9 puntos de media), acabó este curso con 12,1 puntos de promedio, pero jugando casi siete minutos menos por partido (21.58 minutos este curdo frente a los 28.43 del anterior). En este sentido, acaba como duodécimo anotador de la competición (primero de los béticos), siendo de los 30 primeros de esta lista el que menos ha jugado. Ninguno de los que lo superan bajan de los 25 minutos y los que más se le acercan son Stephens, del Coruña, con 22.18 minutos (11,1 puntos) y Dukanovic, del TAU Castellò, con 22.52 (11,6 puntos).

Promedió 21.58 minutos; de los 30 máximos anotadores de la LEB, el que más se acerca es Stephens (22.18)

Lo cierto es que el norteamericano ha acabado como un tiro. En Lérida, en el último partido, estableció su máxima anotación esta campaña con sus 27 puntos, siendo incluido en el quinteto ideal de la jornada. Y en los últimos seis encuentros sólo una vez bajó de los 20 puntos, superando la veintena la mitad de las veces, coincidiendo cuando disfrutó de más minutos en pista al tener que doblar Borg en la posición de alero por la baja de Bropleh.

En este periodo su media es de más de 18 puntos por partido con 25/46 desde la línea de los 6,75 metros. Esto es un 54,3% de efectividad en este tramo final del año que en toda la temporada es del 43,7% (87/199). Una cifra algo menor que al 47,3% (96/203) de la 2017-18, en la que, sin embargo, tiró más y, sobre todo, estuvo mucho más tiempo en pista. Ello se refleja bien en los tiros de dos puntos: 47,3% este ejercicio, con 53/112 por el 44,2% del año pasado, en el que tiró mucho más: 92/208. Tenía galones y un rol de líder que en el Betis compartía.

Dee firmó al final de temporada un 43,7% de acierte desde el triple (87/199), por el 47,3% de la campaña anterior (96/203)

En su contra, pensando en la Liga Endesa, su condición de extracomunitario. Sin embargo, sólo el dinero (y a veces ni eso) puede asegurar el acertar con su recambio en el perímetro y el hecho de que Segura conozca lo que puede dar debería ser un plus.

Y mirando al pasado toca comparar a Dee con Bamforth, también extracomunitario y que llegó a Sevilla en la 2014-15 directo desde la NCAA, donde jugó las tres temporadas previas en Weber State. El de Albuquerque pasó de despertar dudas al inicio a meterse a la afición en el bolsillo. De físico similares, quizá Dee, que lleva ya dos años en España (en LEB) debería sumar más al equipo (rebotes y asistencias), pero Bamforth acabó su primera experiencia en la ciudad hispalense con un 31% de acierto en triples (62/198), cifra que subió en su regreso a la capital andaluza en la 2015-16 cuando alcanzó el 45% de acierto (65/146), la mejor cifra en ACB delos últimos años del equipo sevillano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios