baloncesto | betis energía plus

El tajo se hace abismo (77-103)

  • El Betis de Tabak sucumbe con estrépito ante el UCAM Murcia en el regreso del equipo a la competición.

  • El nefasto segundo cuarto, decisivo.

Lockett intenta bloquear el tiro de Vitor Faverani. Lockett intenta bloquear el tiro de Vitor Faverani.

Lockett intenta bloquear el tiro de Vitor Faverani. / Juan Carlos Vázquez

Un triple de Campazzo, quién si no, con más de 11 minutos de partido por delante, subía el casillero de puntos del UCAM a 76. Puede afirmarse que ese momento constataba el fracaso del Betis Energía Plus, cuyo primer objetivo en la novena jornada ante el conjunto murcianista consistía en no haberlo dejado anotar más de 75. Suspenso número uno.

Que el equipo no había funcionado en defensa no era lo peor. La cuestión es que, hasta ese momento, el minuto 28, el aficionado cajista había presenciado una desgraciada bajada a los infiernos en un histórico segundo cuarto que se saldó con unos raquíticos tres puntos en el haber bético. Suspenso número dos.

Después de dos semanas sin competir, con la jornada de descanso obligado por la competición, la vuelta al tajo del equipo de Zan Tabak fue el de un tajo geológico como el de Ronda, o mayor aún, fue una caída al abismo deportivo en toda regla que rubricaba un evidente paso atrás en la evolución del equipo. Al de ayer en San Pablo, caído en desgracia, le faltó alma y le sobró generosidad para con un UCAM Murcia que vio frenar la racha de cinco derrotas consecutivas en la Liga Endesa.

Nadie hubiera augurado el estrépito del segundo cuarto después de presenciar con atención los primeros cinco minutos de encuentro. Las canastas fáciles de Chery, Triguero, Nachbar y Stojanovski elevaron a seis la mayor ventaja bética en todo el choque. Fue la mayor y la única, pues se ve que, a partir de ese instante, el UCAM Murcia comenzó a sudar y al cajista se le bloqueó sabe Dios qué glándula sudorípara.

Al ritmo de las piernas de Campazzo y al cobijo de las alas de Faverani, el conjunto murcianista endosaba a los sevillanos un parcial de 0-13 que adivinaba el palo que habría de venir. Era un 12-19 que, aunque temprano, daba los primeros presagios de que algo no funcionaba como era debido. Al final del primer parcial, el resultado era 20-28. Malas noticias, aunque lo peor estaba todavía por llegar.

Sin arrestos para defender con vigor y negado en las ayudas, el Betis no paró de acumular desgracias (y desventaja) en el segundo parcial, el periodo que condicionó el encuentro definitivamente. En primer lugar fue la marcha obligada de Radicevic, un hombre necesario para la adecuada rotación en la dirección del juego verdiblanco y que ayer reaparecía después de seis semanas. El serbio, con una carga de minutos demasiado elevada quizá, se sentó en el banquillo en el minuto 12 con un dolor en la parte baja del glúteo. Uno menos.

Además, ausentes los buenos, el alero norteamericano visitante Baron masacró a los de Tabak desde el exterior con un 100 % de efectividad en el tiro. Entre que la sangría no cesaba y que Nachbar, Chery y Stojanovski no dejaron de fallar en ataque, el Betis se iba al descanso con tres puntos en su haber en el cuarto y 29 puntos abajo (23-52).

Visto el recital de unos y de otros, al choque apenas le quedó historia. Lo más destacado en lo venidero fue la salida de quien resultó el bético más destacado en ataque, inutilizado en toda la primera mitad por decisión técnica: Marc García. El barcelonés, a quien se le atribuye debilidad en el capítulo defensivo, encadenó tres canastas de tres intentos en tiros de campo y dos de tres desde la línea de personal, guarismos que le sirvieron para que, sustituido, el público coreara su nombre.

Ya para entonces Radicevic había vuelto a la cancha, cuando todos creyeron lo peor, pero nada de nada. El Murcia, con Campazzo de dominador absoluto, mantuvo la ventaja por pura inercia. Y el desplome del Betis acabó porque el partido había acabado.

Ficha técnica:

77 - Betis Energía Plus (20+3+31+23): Chery (13), Lockett (8), Stojanovski (8), Nachbar (8), Triguero (2) -cinco inicial-, Alfonso Sánchez (-), Radicevic (2), Tomeu Rigo (-), Zoric (9), Cate (4), Milosevic (6) y Marc García (17).

103 - UCAM Murcia (28+24+27+24): Campazzo (17), Baron (19), Sadiel Rojas (5), Radovic (12), Faverani (13) -cinco inicial-, Ortega (-), Antelo (11), Benite (16), Llompart (6), Olaizola (-) y Delía (4).

Arbitros: Pérez Pizarro, Calatrava y Sacristán. Eliminaron por cinco faltas al visitante Sadiel Rojas (m.39).

Incidencias: Partido de la novena jornada de la Liga Endesa disputado en el Palacio de los Deportes San Pablo de Sevilla ante 5.121 espectadores, entre ellos medio centenar de murcianos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios